3 tipos de dolor de cabeza que generalmente se ignoran (hasta que los sufres)


El dolor de cabeza o cefalea es uno de los motivos de consulta más frecuentes en la actualidad, pudiendo tener una enorme variedad de causas. Las cefaleas provocadas por traumatismo craneal, infección o la asociada a episodios psicóticos son tipos de dolor de cabeza menos conocidos que las migrañas o la cefalea tensional. 

dolores de cabeza

Desde hace muchos años existe una clasificación internacional que intenta agrupar todos los casos de cefalea reportados e identificar una causa subyacente que permita explicarlos.

A pesar de que todavía no están del todo claro los mecanismos que respalden estos síntomas, es posible encontrar casi cualquier situación dentro de esta exhaustiva clasificación. Es sobre algunos de estos trastornos de lo que hablaremos a continuación.

Dolor de cabeza atribuido a traumatismo craneal y/o cervical

dolores de cabeza

Clínicamente no existen patrones de síntomas definidos que permitan distinguir estos dolores de aquellos relacionados con la tensión muscular, el estrés y la migraña sin aura.

Se trata de uno de los tipos de cefaleas secundarias más habituales. Evidentemente, es todo aquel episodio doloroso que tenga como antecedente personal más directo la historia de algún traumatismo previo, independientemente del contexto en el que este haya sucedido.

Sin embargo, clínicamente hablando no existen patrones de síntomas definidos que permitan distinguir estos dolores de aquellos relacionados con la tensión muscular, el estrés y la migraña sin aura.

El tiempo entre el traumatismo y la aparición del dolor es muy variable, sin embargo, se considera que debe existir un período máximo de siete días entre ambos eventos para poder clasificar correctamente el dolor de cabeza.

Los síntomas asociados son comunes e incluyen las náuseas, vómitos, fatiga y mareos. Otras alteraciones más graves incluyen la pérdida de la memoria a corto o largo plazo, ansiedad, irritabilidad y trastornos psicomotores acentuados.

También te puede interesar leer: Sexo y cefalea, una convivencia más frecuente de lo que crees

Dolor de cabeza atribuido a infección

tipos de dolores de cabeza

El dolor de cabeza asociado a una infección puede tener causas leves como una gripe o graves, como una encefalitis.

Este es uno de los síntomas más comúnmente observados en medicina, pudiendo ser la manifestación de una enfermedad leve (como gripe por infección vírica) hasta la expresión de un daño importante del tejido intracraneano (como las meningitis o encefalitis).

En los casos menos graves suele manifestarse de manera difusa y cede con analgésicos de uso habitual, sin embargo en enfermedades del tejido nervioso puede presentarse junto con alteraciones neurológicas focales.

Estas últimas pueden manifestarse como deterioro del estado mental, convulsiones o alteraciones de la motricidad o sensibilidad. Por desgracia, estos síntomas suelen ser muy inespecíficos, aunque la presencia de fiebre orienta mucho al diagnóstico de emergencia.

En la gran mayoría de los casos este dolor desaparece cuando se resuelve el problema infeccioso de base, aunque cierto porcentaje de pacientes refiere persistencia de los síntomas desde días hasta semanas después de haberse resuelto el cuadro inicial con antibioticoterapia.

Es especialmente importante resaltar el caso de las meningitis, debido a su amplia incidencia en la población (especialmente pediátrica). En este caso suele asociarse a rigidez de nuca, fiebre y alteraciones del estado de consciencia, siendo cualquiera de los otros signos neurológicos presentados alteraciones inespecíficas que entorpecen el diagnóstico preciso.

En estos casos la orientación clínica sirve para empezar el tratamiento oportuno, aunque se suelen solicitar estudios bioquímicos de líquido cefalorraquídeo (una importante sustancia que tiene funciones metabólicas y de protección física dentro del sistema nervioso) para identificar la etiología exacta de la enfermedad, ya que la meningitis puede producirse por agentes virales, parasitarios, micóticos o bacterianos (incluido el bacilo que produce la tuberculosis).

También te puede interesar leer: Meningitis de Mollaret: síntomas, causas, evolución y tratamiento

Dolor de cabeza atribuido a un trastorno psicótico

tipos de dolores de cabeza

La cefalea asociada directamente a trastornos psiquiátricos está incluida dentro de la clasificación internacional de cefaleas.

Las crisis psicóticas se definen como episodios de alteración en la percepción de la realidad, muy comunes en pacientes esquizofrénicos.

Se piensa que existe un tipo de cefalea asociada directamente a los trastornos psiquiátricos, un hecho que ha costado mucho formular debido a la difícil identificación de algunos patrones de dolor en los pacientes.

Algunas de estas personas desarrollan delirios, definidos como creencias sin ningún tipo de fundamento basadas en percepciones incorrectas acerca de la realidad.

Es decir, en estos casos los pacientes tienen la falsa creencia de que tienen alguna enfermedad grave e intratable (como cáncer) que los hace sufrir de la cefalea, cuando en realidad esta tiene un carácter esporádico.

De hecho, este trastorno está incluido dentro de la clasificación internacional de las cefaleas y se comprueba clínicamente cuando existe aparición del dolor (o que el paciente “crea tener el dolor”) durante o después del episodio de delirio, así como cuando desaparecen los síntomas cuando el trastorno psicótico desaparece.

También te puede interesar leer: Esquizofrenia paranoide: guía para novatos

Fuentes y referencias

Comité de Clasificación de la Cefalea de la International Headache Society. III Edición de la Clasificación Internacional de las Cefaleas. 2013.

Búsqueda por etiquetas: