¿Cuáles son los distintos tipos de neuronas?


El sistema nervioso está repleto de distintos tipos de neuronas que, organizadas perfectamente, permiten el desarrollo adecuado del individuo en diversos entornos.

tipos de neuronas

‘Computer simulated pyramidal neurons’ por el Prof. M. Hausser / UCL. Crédito: Dr Hermann Cuntz & Prof. Michael Häusser, UCL. CC BY-NC

Las neuronas podrían clasificarse según varios criterios, como su tamaño, la velocidad de conducción de impulsos nerviosos y su longitud. Sin embargo, la división más clásica y general para empezar a entender neurofisiología es en base a su función.

Bajo este criterio es posible diferenciar las neuronas sensitivas, las motoras y las interneuronas. Sus características principales son mencionadas a continuación.

También te puede interesar leer: Neuronas espejo: qué son, dónde se localizan y por qué han llamado tanto la atención

Los tres tipos de neuronas según su función

Neuronas sensitivas

‘Neurons derived from neural stem cells’ por Yirui Sun. Crédito: Yirui Sun. CC BY

Estas son las que se encargan de recoger la información proveniente del exterior y enviarla hacia otras neuronas que, funcionando como una cadena, podrán llevar la información al sistema nervioso central para permitir la interpretación de estímulos externos.

Sin embargo, es un proceso un poco más difícil de lo que parece. Estas neuronas están encargadas de realizar un cambio importante en la manera como se reciben y transmiten los estímulos.

Por ejemplo, es totalmente imprescindible “cambiar” o “traducir” los diversos estímulos (dolorosos, de presión, de temperatura) en un lenguaje que pueda ser entendible por todo el sistema nervioso.

Este lenguaje es en forma de impulsos nerviosos o eléctricos, los cuales para ser percibidos en el sistema nervioso central deben contar con una serie de condiciones, como la intensidad de la descarga eléctrica y la frecuencia de dichos impulsos nerviosos.

La combinación de ambos factores es lo que va a poder permitir al sistema nervioso “diferenciar” entre un estímulo y otro.

Por ejemplo, las altas y bajas temperaturas se caracterizan por presentar patrones de impulsos nerviosos muy distintos, por lo que el cerebro puede identificarlos de esa manera.

Sin embargo, también es cierto que entre los millones de estímulos que puede recibir el cuerpo humano, puede haber “solapamientos” en cuanto a la frecuencia e intensidad de impulsos nerviosos. Es por ello que el cuerpo necesita otra “pista” para saber diferenciar los estímulos.

Estas son las “vías nerviosas” que no son más que una serie de neuronas interconectadas que permiten dividir la información y organizarla de mejor manera.

Por ejemplo, existen neuronas sensitivas especializadas en la captación de estímulos dolorosos y de cambios de temperatura (termoalgesia) que se conectan con ciertas zonas del sistema nervioso gracias a una vía muy particular y definida.

Lo mismo pasa con los estímulos de presión o vibración. Esto permite que existan varias áreas del cerebro especializadas en la recepción de información proveniente del exterior, facilitando el proceso de interpretación.

También te puede interesar leer: Procesos cognitivos ¿Qué son? Despeja tus dudas de una vez

Neuronas motoras

‘Neuromuscular junctions and blood vessels’ por James N. Sleigh. Crédito: James N. Sleigh. CC BY-NC

Estas, al contrario que las sensitivas, envían información que se genera en el cerebro y que se desea expresar en otra región del cuerpo.

Generalmente se habla de motoras cuando estas influyen sobre el músculo esquelético, un término que hace referencia a los músculos que pueden moverse a voluntad, diferenciándolo del músculo liso presente en corazón o ciertas partes del tubo digestivo, totalmente involuntarios.

Estas neuronas también se encuentran incluidas dentro de una “vía nerviosa” que permite dividir el cerebro en áreas para que su trabajo sea más eficiente.

Por ejemplo, la vía “corticoespinal”, que parte desde la corteza ubicada en el lóbulo frontal, es la más conocida dentro de este grupo. Dicha vía se encarga de la ejecución de los movimientos musculares voluntarios.

También te puede interesar leer: Qué es el sistema nervioso entérico y cuáles neurotransmisores predominan

Interneuronas

‘Dendrites of interneurons in hippocampus’ por Biosciences Imaging Gp, Soton. Crédito: Biosciences Imaging Gp, Soton. CC BY

Estas son pequeñas estructuras nerviosas que sirven de vínculo entre dos neuronas que cumplen una misma función. Por ejemplo, siguiendo el ejemplo de la vía corticoespinal antes mencionada, existen tres neuronas que se deben considerar.

La neurona motora superior, parte desde la corteza cerebral hasta la médula espinal. La neurona motora inferior, parte desde ese mismo segmento de la médula espinal hasta el músculo esquelético. Entre ambas neuronas existe una pequeña neurona en la médula espinal llamada interneurona.

De hecho, alteraciones en la estructura y función de estas neuronas llevan a los llamados “síndromes” de motoneurona superior e inferior. La esclerosis lateral amiotrófica es un ejemplo de enfermedad que afecta a las motoneuronas.

La función de las interneuronas es servir de punto regulatorio debido a múltiples aferencias de neuronas provenientes de otras vías que pueden “controlar” la actividad de la vía corticoespinal (o de cualquier otra vía que tenga interneuronas).

Es decir, las interneuronas permiten regular la función de la neurona que le siga inmediatamente después en la cadena.

También te puede interesar leer: Así se relacionan intestino y sistema nervioso

Fuentes y referencias:

Arthur C. Guyton, John E Hall. Tratado de Fisiología Médica. 12a Ed. Ed. Elsevier. Barcelona (2011).

Búsqueda por etiquetas: