Depresión en personas con párkinson. Particularidades, síntomas y tratamientos.

Depresión en personas con párkinson. Particularidades, síntomas y tratamientos.


La depresión en las personas con párkinson tiene una prevalencia elevada. Los enfermos tienen más riesgo de desarrollar depresión y varias investigaciones apuntan a que puede aparecer años antes de la sintomatología motora.

depresión en el adulto mayor

La depresión es terrible, sin más. Cualquiera que haya sido testigo de los efectos de la depresión sobre una persona, o la haya experimentado en sí mismo, sabe que la depresión es una condición en extremo difícil de la cual hay que intentar por todos los medios mantenernos alejados.

Hay personas, sin embargo, que tienen un riesgo incrementado de padecer depresión, entre ellas están las personas con enfermedad de Parkinson. La depresión llega a afectar entre el 20% y el 45% de los enfermos y se considera que los síntomas depresivos aparecen muchos años antes del inicio de los síntomas motores, en promedio 6 años antes, coincidiendo con el inicio de los procesos patológicos en el cerebro de los afectados (Rickards, 2005).

La depresión parece ser más común al inicio de la enfermedad, en las etapas más avanzadas y en las personas que experimentan un progreso rápido del párkinson.

También te puede interesar leer: Psicosis en la enfermedad de Parkinson. Síntomas, causas y tratamientos.

Qué causa la alta prevalencia de depresión en personas con párkinson.

En el caso de los enfermos de párkinson, la alta prevalencia de depresión está determinada por varios factores. Entre ellos:

Cambios biológicos propios de la enfermedad: los cambios que experimenta el cerebro como consecuencia de la enfermedad afectan los niveles de unas sustancias químicas (neurotrasmisores como la serotonina o la dopamina) claves para el estado de ánimo.

Factores psicológicos: el conocimiento de padecer una condición crónica y potencialmente invalidante es una causa común de sentimientos de tristeza y pesimismo.

Factores ambientales: algunos estresores ambientales pueden contribuir a la aparición de depresión. El aislamiento social también es una fuente frecuente de emociones negativas.

Síntomas comunes de depresión en las personas con párkinson.

depresión en personas con párkinson

Existen muchos síntomas comunes a todas las personas con depresión, aunque estos varían en intensidad. En algunos individuos la sintomatología es leve, permitiéndoles continuar con cierta normalidad su vida cotidiana, mientras que en otros la depresión es tan severa que constituye una verdadera limitación para desarrollar normalmente su vida, e incluso la pone en riesgo.

En las personas con párkinson los síntomas depresivos pueden ser confundidos con la sintomatología normal de la enfermedad, por ejemplo, la pobre expresión facial, la lentitud de movimientos, las alteraciones del sueño y la pérdida de apetito y peso son síntomas comunes a ambas condiciones. Un diagnóstico diferencial es necesario.

Entre los síntomas que pueden ayudar a diferenciar si estamos en presencia de una depresión en una persona con párkinson están:

  • Estado de ánimo bajo generalizado con variaciones durante el día por al menos dos semanas.
  • Despertar precoz
  • Pensamientos negativos sobre el mundo, sobre sí mismo y sobre su futuro que no tienen correspondencia con su nivel de discapacidad actual.
  • Ideas suicidas en el caso de depresiones severas

Otros síntomas que pueden indicar depresión:

  • Sentimientos de culpa, inutilidad o impotencia
  • Disminución del interés o satisfacción al realizar actividades que antes disfrutaba.
  • Problemas de atención y concentración
  • Cambios en los patrones de sueño (insomnio o dormir demasiado)
  • Cambios en el apetito
  • Poca energía
  • Inquietud
  • Ansiedad

Se considera que en las personas con párkinson la ansiedad, el pesimismo y la inquietud pueden ser más acentuados durante una depresión que en la población en general (National Parkinson Foundation, 2012).

También te puede interesar leer: Compras y juego compulsivos: las otras consecuencias de la medicación para la enfermedad de Parkinson.

Tratamiento de la depresión en la enfermedad de Parkinson.

depresión en las personas con párkinson

El tratamiento de la depresión no debe limitarse al campo farmacológico, sino que igual de importante es la psicoterapia, la práctica deportiva o la activación de las redes de apoyo del enfermo.

Desde el punto de vista farmacológico los llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se han convertido en los fármacos de elección. En esta categoría caen medicamentos como fluoxetina, sertralina, paroxetina, citalopram, escitalopram.

Entre los efectos secundarios más comunes a la medicación están las náuseas, los trastornos gastrointestinales y las alteraciones del funcionamiento sexual. Si la persona no reacciona bien al tratamiento con un ISRS, se puede intentar con otro tipo de fármaco hasta encontrar aquel que mejor funcione.

En los casos de depresión severa se ha encontrado que la terapia electroconvulsiva, no obstante el rechazo que genera, puede resultar efectiva, e incluso, mejorar de forma transitoria la sintomatología parkinsoniana.

La depresión es una condición tan compleja que muchas veces lleva probar con varios fármacos y terapias hasta encontrar la combinación ganadora. En cualquier caso, se aconseja que el abordaje terapéutico sea holístico e implique a las redes de apoyo del enfermo.

También te puede interesar leer: Demencia asociada a la enfermedad de Parkinson. Síntomas, causas y tratamientos.

Referencias

National Parkinson Foundation. (2012). What Causes Depression? Recuperado el 15 de mayo de 2016 de  National Parkinson foundation: Believe in better, http://www.parkinson.org/understanding-parkinsons/non-motor-symptoms/depression/

Parkinson’s UK. Depression and Parkinson’s. Recuperado el 15 de mayo de 2016 de  http://www.parkinsons.org.uk/content/depression-and-parkinsons

Rickards, H. (2005). Depression in neurological disorders: Parkinson’s disease, multiple sclerosis, and stroke. Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry76(suppl 1), 48–52. doi:10.1136/jnnp.2004.060426 

8 comentarios en “Depresión en personas con párkinson. Particularidades, síntomas y tratamientos.”

  1. Me diagnosticaron Parkinson en marzo 2018, el neurólogo especialista me indica que estoy en la fase 1, como me dicen que está enfermedad es progresiva indefectiblemente. Qué debo de hacer? Esperar , operarme?

  2. Hola M Elias,
    muchísimas gracias por compartir tu experiencia, ayuda enormemente a otras personas que están pasando por situaciones semejantes. Un saludo y nuestra enhorabuena por la recuperación.

  3. Hola amigos,acabo de encontrar esta página en internet
    y quisiera responder a Jorge de Peru. Tengo 62 años y me diagnosticaron de Parkinson , Empecé con temblor en miembro superior izquierdo luego de despertarme a los 57 años a partir de entonces principios de Noviembre de 2010 y fueron apareciendo con el tiempo mas síntomas lentitud movimientos( bradicinesia),suddoración nocturna mucha ansiedad y una terrible depresión..incontinencia urinaria, frecuencia miccional , a veces sin control despertares frecuentes en la noche,sueños muy vívidos etc etc porque esta maldita enfermedad tiene mas de 25 sintomas no motores ,es decir ademas de los cuatro sintomas motores por excelencia.: Temblores,Bradicinesia, Rigidez muscular y transtornos del movimiento con inestabilidad postural. La lista de trastornos no motores es enorme y te afectan tanto o más que los trastornos propios del parkinson.No digo que los demás síntomas no sean de parkinson .el caso es que yo no me reconocía había perdido toda la expresividad en mi cara.En fin que busque y busqué como intentar liberarme de este MONSTRUO. Un día me hablaron de la DBS (estimulacion cerebral profunda) sin dudarlo un minuto me acerqué a mi hospital en Madrid y me visitaron dos neuroloos muy acreditados.Luego de una seria de estudios pruebas neurológicas, Tac Resonancias magnéticas y todo eso me prepararon para la cirugía cerebral y el día ,Gracias a Dios,quince de Octubre de 2015 fuí operado,la operación quirúrgica dura así nomás alrededor de 10 -11 horas.bastante desagradable per solo decirte Jorgesi has contactado con neurólogos y neurocirujanos pues ADELANTE ni lo dudes un segundo OPERATE.Esta complejisima operacion si tienes la suerte de caer en buenas manos pues ADELANTE Y OPERATE a mi me cambió la vidame aadvirtieron que la evolución enfermedad no se detendría pero recobraría un 70% — 80% de normalidad y así ha sido. A Dios le doy gracias todos los días.Adelante y al quirófano sin dudarlo suerte Jorge.Que nadie dude la cirugía es ,hoy por hoy, lo único que nos salva de las garras de este monstruo,y nos palía mucho los síntomas y te hace llevar casi una vida normal al 100%.Saludos cordiales a mis colegas de enfermedad.

  4. Hola Jorge,
    de forma directa no conocemos a nadie que haya pasado por DBS. Sí hemos escuchado de buenos resultados y es un procedimiento que se realiza en muchos países. Aunque ya los resultados particulares dependerán de las características de cada paciente y del equipo que realice el procedimiento. Igualmente es un tema en el que queremos profundizar e intentaremos contactar con algún profesional que ya esté haciendo DBS para realizar una entrevista. Un saludo y gracias por plantear tus dudas.

  5. Hola, buenas tardes. Soy Jorge de Perú. 46años de edad. 15 años con PARK.
    Acá en mi país, están ofreciendo la Cirugía de Estimulación Cerebral profunda DBS.
    Por favor si alguien experiencia y/o referentes, apreciare muchísimo sus comentarios.
    Gracias mil.
    Jorge

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.