Estos fármacos pueden resultar fatales en el párkinson y en la demencia con cuerpos de Lewy.


La sensibilidad neuroléptica severa se puede presentar en personas con enfermedad de cuerpos de Lewy, tanto en los que tienen demencia asociada a la enfermedad de Parkinson como aquellos con demencia con cuerpos de Lewy. Es una reacción a los fármacos empleados tradicionalmente en tratamiento de delirios y alucinaciones.

uso de antipsicóticos en las personas con demencia

Tomar cualquier medicamento, hasta esos que creemos tan inofensivos como un paracetamol, implica efectos secundarios a menor o más largo plazo. Pero hay algunas personas en que más allá de esos efectos secundarios existe una sensibilidad especial a un tipo de fármaco.

En estas personas tomar un compuesto al que reaccionan negativamente puede llevarlos a síntomas que van desde la sedación hasta la muerte. Un ejemplo de sensibilidad a un grupo de fármacos es el de las personas con enfermedad por cuerpos de Lewy, una enfermedad neurodegenerativa que termina por provocar demencia, la llamada demencia con cuerpos de Lewy (DCL) y la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson.


Estas personas tienen lo que se denomina una sensibilidad neuroléptica severa. Los fármacos neurolépticos se emplean habitualmente para el tratamiento de la psicosis, es decir, de síntomas como delirios y alucinaciones. Paradójicamente las alucinaciones, en especial las visuales, son un síntoma central de la demencia con cuerpos de Lewy y muy comunes en la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson.

Son neurolépticos fármacos como el haloperidol, la trifluoroperazina y otros más recientes, llamados atípicos, como la olanzapina, risperidona, quetiapina y clozapina.

Se considera que entre el 25% y el 50% de las personas con DCL y hasta el 39% de las personas con demencia asociada a la enfermedad de Parkinson tienen sensibilidad neuroléptica severa. De ahí que el tratamiento de los síntomas psicóticos debe ser especialmente supervisado por un especialista y la familia debe estar muy atenta a cualquier efecto adverso de la medicación.

También te puede interesar leer: Demencia con cuerpos de Lewy: síntomas, causas y tratamientos.

Síntomas de sensibilidad neuroléptica severa en el párkinson y la demencia con cuerpos de Lewy.

sensibilidad neuroléptica severa

Los síntomas varían de una persona a otra, pero puede suceder que:

  • Empeoran los síntomas psicóticos en lugar de mejorar. La persona puede ver intensificada sus ideas irracionales o seguir viendo o escuchando cosas que no existen.
  • También va a peor el funcionamiento cognitivo; la persona apenas puede mantener centrada su atención y su lenguaje puede volverse incoherente.
  • Se ve como adormecida, en extremo sedada.
  • Los síntomas parkinsonianos, rigidez y lentitud de movimientos fundamentalmente, empeoran de forma notable. Este deterioro puede llegar a ser irreversible.

En casos extremos un cuadro de sensibilidad a los neurolépticos puede llevar a tener síntomas semejantes a los que se dan en el llamado síndrome neuroléptico maligno, una condición potencialmente mortal sobre la cual puedes leer en el link anterior.

Si existen síntomas psicóticos ¿Qué hacer?

En primer lugar, considerar si las alucinaciones y delirios en realidad afectan la vida de la persona o de quienes le rodean. Ya sabemos que impresiona bastante que alguien esté viendo algo que tú sabes que no existe, pero si no le ocasiona gran malestar, muchos profesionales optan por no aplicar tratamientos que impliquen riesgos considerables.

Si por el contrario, los síntomas psicóticos son muy disruptivos, por ejemplo, generan agresividad debido a que la persona cree que alguien lo va a matar, el profesional seguramente opte por comenzar tratamiento con los llamados fármacos inhibidores de la colinesterasa, muy usados en la terapéutica de la enfermedad de Alzheimer.


Estos últimos demoran en hacer efecto y es más bien un tratamiento a largo plazo. Si la persona necesita un tratamiento puntual y urgente, los médicos están optando por el uso de la quetiapina, un antipsicótico atípico que parece generar menos reacciones de hipersensibilidad.

En el caso de optar por este último escenario, se debe comenzar por dosis muy bajas e ir aumentando paulatinamente. Incluso se ha recomendado iniciar el tratamiento con la persona hospitalizada y mantenerla bajo supervisión aproximadamente una semana.

En todo caso debe evitarse especialmente los neurolépticos típicos como el haloperidol y también algunos atípicos como la olanzapina y la risperidona. Igualmente, los familiares deben tener en cuenta que el riesgo cero no existe, de ahí la importancia de estar siempre atentos a posibles síntomas de sensibilidad neuroléptica severa.

También te puede interesar leer: ¿Demencia con cuerpos de Lewy, párkinson o alzhéimer? Investigación describe las diferencias.

Referencias

Aarsland, D., Perry, R., Larsen, J., McKeith, I., O’Brien, J., Perry, E., … Ballard, C. (2005). Neuroleptic sensitivity in Parkinson’s disease and parkinsonian dementias. The Journal of clinical psychiatry.66(5), 633–7. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15889951

Lewy Body Dementia Association. (2016). Emergency room treatment of Psychosis . Disponible en https://www.lbda.org/go/ER

Rolinski, M., Fox, C., Maidment, I., & McShane, R. (2012). Inhibidores de la colinesterasa para la demencia con cuerpos de Lewy, la demencia de la enfermedad de Parkinson y el deterioro cognitivo de la enfermedad de Parkinson. . Disponible en http://www.cochrane.org/es/CD006504/inhibidores-de-la-colinesterasa-para-la-demencia-con-cuerpos-de-lewy-la-demencia-de-la-enfermedad-de

Zupancic, M., Mahajan, A., & Handa, K. (2011). Dementia with Lewy bodies: Diagnosis and management for primary care providers. , 13(5), . . Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3267516/

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas:,
  • Ana Garcia

    Hola. Les voy a transcribir parte del escrito que la directora de un geriátrico público mandó a los responsables del organismo gestor, referido a mi padre, del que era tutora, escrito del que tuve conocimiento unos 8 meses después, al acceder a él porque era parte de un expediente. Les aclaro que el tal geriátrico sólo tiene competencias sociales (no sociosanitarias), aunque hay enfermeros cuya única competencia es administrar la medicación. El seguimiento médico de los residentes lo realizan los médicos del sistema sanitario.
    “Dependencia G III, demencia degenerativa primaria desde el 2009 evolucionada. Incapacitado legalmente, tutora su hija…

    Su tutora e hija, se niega a que su padre reciba tratamiento para control de la demencia, también a todo tipo de contención. Con el tratamiento adecuado, ansiedad y esas conductas se reducirían o desaparecerían…
    Este caso debe de ser tratado por la Gerencia del ERA, dándole solución lo antes posible…”
    Efectivamente me oponía a contenciones físicas, después de aplicársele varias que le ocasionaron un gran sufrimiento y LESIONES. Lo que exigía por mi parte era aplicación estricta de protocolo de contenciones del centro, que les exigía a tener una prescripción médica y un objetivo terapéutico. Ninguna de las dos cuestiones se cumplieron nunca, a pesar de lo cual se le siguieron aplicando contenciones (ej barras en la cama) y siguió teniendo caídas por sortearlas.
    Respecto al “tratamiento para el control de la demencia” se referían a neurolépticos, uno especialmente. El señor había recibido varios, desvelándose una gran sensibilidad a los mismos, en una ocasión hubo de ser atendido por la UVI móvil, llegó a tener rigidez grave, una fractura de cadera (rehabilitado) y se le habían suspendido con gran mejora en todos los aspectos. En el momento de escribir eso, el sr. estaba a tratamiento antiparkinsoniano. Efectivamente su hija – o sea, yo- me oponía a que se le dieran tratamiento QUE NO ESTUVIERA PRESCRITO POR EL NEURÓLOGO QUE LE SEGUIA DESDE 2009, mucho menos si la prescripción la hacían enfermeros, trabajadores sociales o gerocultores.
    Y respondiendo a esta carta, el ERA intentó ponerle solución: tres expedientes de traslado (a geriátrico privado), dos intentos de secuestro para hacerlos efectivos y finalmente hubo de intervenir el fiscal general del estado. Todo ello adornado por un intenso proceso de acoso tanto al señor (estigmatizándole ante otros residentes y familiares que no corroboraban para nada las versiones de la directora), a mí y al resto de familiares.
    Raramente se mojan los neurólogos en especificar el tipo de demencia en mi medio, como mucho figura “degenerativa primaria” o “tipo Alzheimer”, y la prescripción de neurolépticos en las residencias (sin médico, insisto) vienen altamente influenciadas por quejas de trabajadores (aunque sea solo uno que enreda mucho). Luego pasa lo que pasa. Los que tienen demencia de Cuerpos de Lewy, parkinson o sospecha de ambos mueren en seguida.
    Los cuidadores que tenemos una poca formación sobre el tema sufrimos lo indecible por preservar los derechos a una atención sanitaria adecuada y la dignidad de nuestros tutelados.
    Esta web puede ser muy importante y necesaria para muchas personas. Gracias

  • Pingback: Emociones en el párkinson ¿Problemas para expresarlas y reconocerlas en el rostro?()