Cómo la epilepsia afecta tus emociones

Cómo la epilepsia afecta tus emociones


Epilepsia y emoción tienen una relación bidireccional. La epilepsia aumenta el riesgo de alteraciones emocionales y estas pueden, a su vez, hacernos más vulnerables a las crisis.

epilepsia y emociones

Que la epilepsia no es solo crisis lo sabe cualquiera que padece este mal. Pero muchos epilépticos pueden estar sufriendo alteraciones emocionales a las que no le prestan la atención necesaria o incluso, que no vinculan a la epilepsia.

¿Te sientes con ganas de llorar a menudo? ¿Triste, irritable, ansioso? ¿Prefieres no salir con los amigos? ¿Te cuesta concentrarte? Si esto es así desde hace varias semanas, puedes estar padeciendo alteraciones importantes de la afectividad.

¿Sabías que como persona que padece epilepsia tienes más riesgo de trastornos emocionales?

Las personas con epilepsia sufren más frecuentemente de alteraciones afectivas, como la depresión o la ansiedad, que la población en general, incluso más que los individuos que padecen otras enfermedades neurológicas.

¿Cuáles son las alteraciones más comunes? ¿Cuáles los síntomas? ¿Existe tratamiento? Sigue leyendo, te vamos a dar respuestas.

Epilepsia y emociones: las alteraciones más comunes

Entre las alteraciones emocionales más comunes en las personas con epilepsia están:

Depresión mayor

Sentirse triste un día o varios es normal, pero si esta tristeza persiste por más de dos semanas y llega afectar tus relaciones sociales y tu rendimiento laboral, entonces eso no es tristeza, es depresión. La depresión mayor se manifiesta mediante síntomas como:

  • Falta de energía, cansancio que no mejora después de un sueño reparador.
  • Tristeza
  • Sensación de vacío, desmotivación.
  • Ganas de llorar a menudo
  • Alteraciones del sueño
  • Falta de interés en cosas que antes te gustaban
  • Irritabilidad
  • Aislamiento social
  • Sentimientos de culpa

En la epilepsia puede ocurrir que incluso en aquellas personas que ya están libres de crisis, que ya han dejado la medicación porque se sometieron a un tratamiento quirúrgico exitoso, aparezca entonces la depresión ¿Por qué?

Se baraja que esto sucede así debido a que las crisis liberan sustancias opioides, al eliminar las crisis se produce una especie de “mono” debido que el cerebro no está recibiendo sustancias a las que ya se había acostumbrado.

Distimia

También conocida como trastorno depresivo persistente, la distimia es una forma más leve de depresión que puede durar años sin que la personas busque ayuda, ya que la asume como parte de su estado emocional normal. En nuestra web le hemos dedicado un artículo que puedes leer aquí:

Y esta tristeza que no tiene fin: distimia o trastorno depresivo persistente.

La distimia es otra de las alteraciones emocionales más comunes en las personas con epilepsia y tan merecedora de atención médica como su hermana mayor, que te mencionamos antes.

Ansiedad

La que parece ser la tercera alteración emocional más común entre las personas con epilepsia. Se puede manifestar en síntomas como:

  • Inquietud
  • Inseguridad
  • Temores
  • Sensación de amenaza
  • Taquicardia
  • Falta de aire
  • Tensión muscular
  • Molestias digestivas
  • Preocupaciones excesivas
  • Dificultades para concentrarse.

Es importante mencionar, aunque seguro ya lo imaginas, que estos síntomas no se manifiestan en todos por igual, ni que todas las personas con epilepsia tienen alguna alteración emocional. Pero, ¿por qué son más comunes las alteraciones emocionales en las personas con epilepsia?

Epilepsia y emociones: un poco de todo

epilepsia y emociones

Las causas que se manejan son varias. Por ejemplo:

Factores psicosociales

Saber que padeces una alteración como la epilepsia no ayuda a que te sientas bien. En algunas personas esta alteración puede existir sin afectar gravemente su calidad de vida, en otras es un freno importante.

El miedo, la frustración, el temor al futuro, el aislamiento, los déficits en otras áreas como la intelectual, sentirte diferente: todo esto puede estar contribuyendo a que experimentes emociones que es mejor dejar fuera.

Las características de la crisis, frecuencia y localización

Se ha observado que las la alteraciones emocionales y conductuales son más comunes en las personas que tienen el foco epiléptico en la zona frontal y temporal del cerebro. También en los que tienen crisis parciales, en lugar de crisis generalizadas. A mayor número de crisis las alteraciones emocionales también parecen ser más frecuentes.

Medicación

Algunos fármacos mejoran la esfera emocional, otros parecen contribuir negativamente. La medicación antiepiléptica siempre ha sido un punto controversial y esta no es la excepción.

Muchas personas con epilepsia o sus padres se quejan de que después de empezar con determinada medicación, por ejemplo, Levetiracetam (Keppra), ya no se sienten o se comportan igual. Un cambio de fármaco o de dosis también puede provocar algunas alteraciones emocionales.

Según la Fundación de la Epilepsia, de EE.UU, se han encontrado las siguientes relaciones “alteraciones emocionales- fármacos”:

    • Mejoran el estado de ánimo: Gabapentina (Neurontin), lamotrigine (Lamictal), topiramato (Topamax) y valproato sódico.
    • Se han asociado a síntomas de depresión: Vigabatrina (Sabril), tiagabina (Gabitril), zonisamida (Zonegran), fenobarbital, primidona, levetiracetam (Keppra).
    • Se han asociado a síntomas de ansiedad: levetiracetam (Keppra)
    • Se han asociado a aumento de la irritabilidad: Gabapentina (Neurontin), zonisamida (Zonegran), levetiracetam (Keppra).

¿Cómo se tratan las alteraciones emocionales en la epilepsia?

Existen tratamientos farmacológicos y no farmacológicos. Los fármacos antidepresivos más actuales parecen ser beneficiosos a dosis más bajas que las que se emplean en la población general.
La terapia psicológica, en especial la llamada cognitivo conductual (que implica que no solo irás a hablar con el terapeuta, sino a llevarte tareas para casa) parece dar muy buenos resultados.

Siempre que se habla de tratamientos para alteraciones afectivas es importante tener expectativas objetivas. Puede llevar un tiempo que el fármaco haga el efecto esperado, incluso probar con varios fármacos. En el caso de terapia psicológica no es extraño que una persona haya pasado por varios terapeutas hasta encontrar “su terapeuta”.

No te rindas. Sentirte bien es tu derecho.

También te puede interesar leer: Epilepsia y problemas cognitivos: cuando más que las crisis, la mala memoria es la que molesta.

Referencias

Cleveland Clinic. (2011). Mood Disorders in Epilepsy. Retrieved March 10, 2017, from http://my.clevelandclinic.org/health/transcripts/1200_mood-disorders-in-epilepsy

Medications And Mood. (2017). Epilepsy Foundation. Retrieved 11 March 2017, from http://www.epilepsy.com/learn/impact/moods-and-behavior/medications-and-mood

Ramos-Loyo, J. & Sanz-Martin, A. (2005). Trastornos emocionales en la epilepsia. Revista Ciencia. Disponible en http://www.revistaciencia.amc.edu.mx/images/revista/56_3/trastornos_emocionales.pdf