Nuevo fármaco para el tratamiento del cáncer cerebral entra en ensayos clínicos


Un fármaco denominado PAC-1 es candidato para probarse en pacientes con glioblastoma multiforme y astrocitoma anaplásico, luego de aumentar la supervivencia en animales de experimentación cuando se combinaba con la quimioterapia habitual.

glioblastoma multiforme

Crédito de imagen: Wikimedia Commons

Este medicamento experimental ha demostrado ser un agente que promueve la muerte de las células tumorales, actuando sobre unas enzimas (proteínas que actúan como catalizadores de reacciones químicas) llamadas procaspasas-3, que están aumentadas en estos tumores.

Diversos estudios respaldan la eficacia de esta droga, incluyendo un estudio multicéntrico en los Estados Unidos que utilizó cultivos celulares y animales de laboratorio tratados con una combinación de quimioterapia habitual junto con el nuevo fármaco, mostrando resultados favorables.

También te puede interesar leer: Farmacogenética: qué es y qué puede hacer por ti desde hoy mismo

Dos tumores cerebrales altamente mortales

El astrocitoma anaplásico es una proliferación neoplásica de una de las células que actúan como tejido de soporte en el sistema nervioso central, conocidas como astrocitos. Estas también se encargan de realizar un adecuado intercambio metabólico entre las neuronas y los vasos sanguíneos.

El glioblastoma multiforme también proviene del tejido de sostén (llamado glia) y es uno de los tumores más malignos y frecuentes del tejido nervioso. Puede complicarse con edema cerebral, hidrocefalia y trastornos visuales. Se ha planteado que este tumor es derivado del astrocitoma anaplásico antes mencionado.

Ambos tumores producen enfermedades con muy mal pronóstico. El tratamiento actual se basa en las intervenciones quirúrgicas para reducir el tamaño de la masa cerebral y la quimioterapia (especialmente con temozolomida) cuando el tumor alcanza el tamaño suficiente.

Los beneficios del PAC-1 in vivo

Uno de los estudios que respalda la aceptación de este medicamento es el llevado a cabo por el equipo del Dr. Avadhut D. Joshi de la Universidad Johns Hopkins y diversos colaboradores en el resto de los Estados Unidos.

Los investigadores anglosajones encargados dirigieron sus estudios hacia un hallazgo encontrado en la mayoría de los tumores cerebrales: la elevación de una enzima intracelular denominada procaspasa-3. Estos niveles elevados se relacionan con un empeoramiento del pronóstico y aumento de la severidad del tumor.

El PAC-1 se diseñó con la finalidad de alterar los niveles intracelulares de la enzima, cambiando el metabolismo de las células tumorales. Se sabía con anterioridad que el uso de este nuevo medicamento no tenía efectos positivos usándose de manera aislada contra estos tumores. Es por ello que se decidió usar de manera combinada el medicamento junto con la quimioterapia habitual que se receta para este tipo de tumores.

Los resultados del estudio resultaron ser sumamente alentadores. El PAC-1 fue citotóxico en los cultivos con células de glioma, además de incrementar la supervivencia en los animales de experimentación cuando fueron tratados en conjunto con la quimioterapia habitual.

También te puede interesar leer: Efecto placebo: qué es, cómo funciona y por qué puede ser muy útil

Nuevas posibilidades con los ensayos clínicos en pacientes

Gracias a estos estudios y a otros niveles de experimentación tanto in vitro como in vivo es que se pudo aceptar el uso de este medicamento como una posibilidad terapéutica adecuada para estas enfermedades.

Estos ensayos se harán de manera escalonada, empezando con una dosis de 375 mg cada día, que se incrementará con el paso del tiempo. El tratamiento se hará en conjunto con la temozolomida, el fármaco que se suele usar para combatir estos tumores.

Dichos estudios serán realizados en la Universidad de Illinois, el “Regions Hospital Cancer Center” en Minnesota y la escuela de medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Esto representaría un avance significativo para el tratamiento de una serie de tumores de evolución silenciosa y que no suelen mostrar una mejoría evidente luego de su remoción quirúrgica.

La combinación con la quimioterapia tradicional podría, en un futuro, aumentar la supervivencia en los pacientes afectados tal y como sucede en los modelos experimentales.

También te puede interesar leer: Procesos cognitivos ¿Qué son? Despeja tus dudas de una vez

Fuentes y referencias

NeuroscienceNews (2017). Cancer Drug Starts Clinical Trials in Human Brain Cancer Patients. Disponible en: http://neurosciencenews.com/brain-cancer-treatment-trial-8041/

Avadhut D. Joshi et al. Synergistic and targeted therapy with a procaspase-3 activator and temozolomide extends survival in glioma rodent models and is feasible for the treatment of canine malignant glioma patients. Oncotarget. Disponible en: https://doi.org/10.18632/oncotarget.19085 

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.