Neuropatía periférica: síntomas, causas, tratamientos y recomendaciones

La neuropatía periférica es una afección de los nervios periféricos. Los síntomas de una neuropatía dependen de la causa y localización de los nervios afectados.

neuropatía periférica

¿Últimamente te sientes muy cansado y débil, con molestos calambres en las manos y en los pies y esa sensación de entumecimiento tan molesta que a veces te despierta de noche?

¡Cuidado! Es posible que estés padeciendo de una neuropatía periférica.

Pero, ¿a qué se refiere este término?

¿Qué es la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica es una afección de los nervios periféricos.

¿Qué son los nervios periféricos?

Los nervios periféricos son una suerte de cables que conectan al sistema nervioso central, médula espinal y encéfalo, con el resto de las partes del cuerpo. Por ellos transita el impulso nervioso.

De esta manera se establece comunicación entre el sistema nervioso central y sus regiones periféricas.

Si nuestros nervios periféricos funcionan adecuadamente, el sistema nervioso central logra conocer a gran velocidad y precisión en que parte de nuestro cuerpo nos tocan,  cuando nuestros pies se enfrían o nuestras manos sudan.

Los nervios se componen de una parte principal o axón que es la prolongación de las células principales del sistema nervioso, o sea, las neuronas.

El axón   es como una cola larga que sale del cuerpo de estas neuronas. Muchos de estos axones están recubiertos por una capa de grasa llamada mielina.

La mielina es como la cubierta del cable, es una capa aislante que garantiza mayor velocidad y eficiencia en la transmisión del impulso nervioso.

Hay diferentes tipos de nervios:

  • Los sensitivos, por los que  circula el impulso nervioso que codifica la información relacionada con las sensaciones que se generan en nuestro cuerpo hasta la médula espinal y el encéfalo.
  • Los motores, que están conectados a los músculos y conducen las órdenes que se generan en las estructuras centrales para ejecutar los movimientos.
  • Los autónomos o vegetativos, que se encargan de controlar funciones de las vísceras y órganos como el corazón, el riñón, la piel.

También te puede interesar leer: ¿Conoces estos 4 tipos de neuralgia?

¿Por qué se dañan los nervios periféricos?

causas de neuropatía periférica

En un circuito eléctrico si por cualquier razón el cable o su cubierta se dañan, no se transmite o se dificulta el paso de la corriente. Así también sucede con los nervios periféricos.

Para que funcionen correctamente deben tener indemnes tanto el axón como la mielina. Hay diferentes causas que provocan afectación de estas estructuras.

La diabetes mellitus es la causa más común de neuropatías, aunque también se puede ver asociado  a otros trastornos del metabolismo secundarios a mal funcionamiento del hígado, el riñón o la glándula tiroides.

También los cuadros deficitarios de vitaminas, como sucede con el síndrome de mal absorción intestinal, alcoholismo, ciertos tipos de anemia, embarazo o una dieta inadecuada, pueden originar neuropatías.

Otra causa importante es el trauma, ya sea por accidentes de tráfico, en peleas, en deportes; incluso realizar movimientos repetitivos, como escribir o utilizar el ratón en el ordenador podrían ejercer excesiva presión en los nervios de las manos y dañarlos con el paso del tiempo.

También ciertas infecciones pueden causar neuropatías, por ejemplo, virus como el VIH o hepatitis C o bacterias como la lepra.

Asimismo, la exposición a sustancias tóxicas como metales pesados (plomo), venenos como el benceno o alcohol metílico, algunos medicamentos como los utilizados en las terapias anticancerosas, ciertos antibióticos como el cloranfenicol, nitrofurantoína, dapsone puede dañar las fibras nerviosas.

Otras causas incluyen enfermedades del sistema inmunológico como el llamado Síndrome de Guillain Barré y otras neuropatías crónicas que afectan la mielina, esa capa de grasa de la que les comenté antes.

También pueden apreciarse en el curso de enfermedades cancerosas o de los vasos sanguíneos como la arterioesclerosis.

Hay algunas neuropatías hereditarias y a veces, por mucho que se investigue, la causa permanece desconocida.

También te puede interesar leer: Enfermedad de Charcot, una extraña neuropatía hereditaria

¿Cuáles son los síntomas de una neuropatía?

síntomas de neuropatía periférica

Los síntomas de una neuropatía dependen de la causa y localización de los nervios afectados. Puede afectar un solo nervio, una mononeuropatía, o extenderse a varios y es cuando hablamos de polineuropatía.

De modo general, comienzan con una breve fase de irritación de los nervios lesionados seguida por una fase deficitaria. Es precisamente en esta última fase que  nos preocupamos y acudimos al médico.

La fase inicial se caracteriza por síntomas vagos, por ejemplo:

  • Sensaciones dolorosas
  • Calambres
  • Entumecimientos
  • Hormigueo
  • Sensación de pinchazos, sobre todo en las manos y los pies
  • Sensibilidad extrema al tacto
  • Cambios de color de la piel
  • Sudoración
  • Dolor a la compresión de troncos nerviosos
  • Pequeñas contracciones musculares
  • Reflejos nerviosos exaltados

Después de esta primera fase aparece la disminución de la sensibilidad e incluso, completa anestesia de determinada zona corporal, parálisis o atrofia muscular y disminución de la actividad refleja.

Los síntomas suelen predominar en las regiones más distales, o sea, las más alejadas del tronco, en manos y pies.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la neuropatía periférica?

Los antecedentes son importantes para arribar al diagnóstico.

Así, una historia de consumo de alcohol, exposición a sustancias tóxicas, o padecer diabetes mellitus, hipotiroidismo u otras enfermedades, o presencia de familiares con afecciones similares nos pueden sugerir el origen de la neuropatía.

También la profesión es un aspecto que debemos tener en cuenta.

Las profesiones que implican utilizar mucho las manos pueden acabar lesionando el nervio mediano y producir el llamado síndrome del túnel carpiano, tan frecuente en mecanógrafas, peluqueros, odontólogos, carpinteros, pintores, costureras, camareros, soldadores.

El examen físico es crucial. A través de un minucioso análisis se explora la sensibilidad, fuerza muscular, reflejos, capacidad de coordinación, marcha y postura del cuerpo humano, lo que sin dudas ayuda a desvelar signos muy útiles para el diagnóstico.

Existen una serie de pruebas que pueden confirmar la sospecha de una neuropatía. Entre ellas resaltan por su sensibilidad los estudios neurofisiológicos (conducción nerviosa periférica, electromiografía).

También se pueden indicar análisis de sangre (glicemia, determinación de toxinas, concentración de vitaminas, anticuerpos en enfermedades autoinmunes), estudios de imagen como resonancias magnéticas nucleares o tomografías si se sospecha enfermedad tumoral y hasta biopsias de nervios y piel.

También te puede interesar leer: Consecuencias neurológicas del déficit de vitamina B12

¿Cuál es el tratamiento de la neuropatía periférica?

prevebir la neuropatía periférica

Lo mejor es evitar la neuropatía. Así que sugerimos en primer lugar el tratamiento preventivo ¿En qué consiste?

Pues en un estilo de vida lo más sano posible, que incluya una dieta balaceada, con adecuado aporte de vitaminas y minerales.

En el caso de ser vegano o vegetariano, complementar la dieta con tabletas de vitaminas que le recomiende su médico.

Practicar ejercicio físico durante treinta minutos por lo menos 3 veces a la semana y controlar las afecciones médicas como la diabetes mellitus.

Otras recomendaciones para evitar la neuropatía periférica son:

  • Evitar consumo excesivo de alcohol o cigarro
  • Alejarse de sustancias tóxicas o manipularlas con adecuados medios de protección.
  • Evitar movimientos repetitivos y posiciones que compriman los nervios periféricos.

Siempre tratar la causa de la neuropatía periférica

Si ya se tiene la neuropatía, entonces se impone tratar la causa cuando sea posible.

Por ejemplo, si se es diabético, mantener bien controlado los niveles de glicemia en sangre; si hay un déficit de vitaminas, aportarlas a través de la dieta, suplementos vitamínicos orales y en casos severos, con el uso de inyecciones o sueros que contengan el complejo vitamínico B.

Si la causa es un síndrome del túnel del carpo, indicar cirugía que descomprima el nervio mediano atrapado en su trayecto por la articulación de la  muñeca; si hay una infección, eliminarla.

También te puede interesar leer: Neuralgia del pudendo: características principales

¿Medicamentos?

reposicionamiento párkinson

Se utilizan para el tratamiento de los síntomas. Si solo se padecen síntomas ligeros, los analgésicos de venta libre como los antinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, naproxeno, etc) pueden ser útiles.

Si las molestias son mayores, es menester acudir a otros medicamentos más potentes. Por ejemplo, analgésicos opiodes como el tramadol, pero hay que tener precaución pues su uso prolongado puede causar adicción y solo debe ser indicado por el médico.

Por cierto, no te asombres si se añade al tratamiento medicamentos antiepilépticos como la gabapentina o pregabalina, que han sido exitosos para tratar los cuadros de dolor de los nervios periféricos al igual que medicamentos antidepresivos como la amitrptilina, doxepina, nortriptilina .

La fisioterapia siempre es un arma útil en el proceso de rehabilitación. Debe ser personalizada.

Incluye la estimulación eléctrica de los nervios a través de pequeñas dosis de corriente en la piel a diferentes frecuencias, la realización de ejercicios diseñados para fortalecer los músculos debilitados y técnicas de masajes entre otras.

Hay pacientes que requerirán el uso de dispositivos de ayuda como aparatos ortopédicos, bastones o férulas.

Por eso es muy recomendable que las personas con neuropatías protejan las áreas de su cuerpo en las que han perdido sensibilidad, para evitar cualquier complicación como cortaduras y quemaduras.

Se recomienda, además:

  • No caminar descalzos y usar zapatos cómodos y cerrados.
  • Disponer de ropa adecuada a las estaciones del año.
  • No utilizar agua muy caliente durante el baño o las labores domésticas.
  • Ser muy cuidadoso con su cuerpo y examinar la piel de manera periódica, con especial énfasis en los pies, sitio de asiento frecuente de lesiones.

Queda aún mucho camino por transitar en el manejo de las neuropatías. Se investigan nuevos medicamentos que pudieran ser beneficiosos.

Por ahora le recomendamos que trate de evitarla y en caso de padecerla, aprenda al máximo sobre su condición para controlarla y revertir sus  síntomas y consecuencias.

También te puede interesar leer: ¿Qué es la meralgia parestésica? Aprende a reconocer sus síntomas

Fuentes y referencias

Mayo Clinic Staff (n.d): Neuropatía periférica. En https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/peripheral-neuropathy/diagnosis-treatment/drc-20352067

Un nuevo fármaco, eficaz frente a neuropatías periféricas derivadas del tratamiento quimioterápico. En http://jano.es/noticia-un-nuevo-farmaco-eficaz-frente-28404

Crédito de imagen: Servier Medical Art por Servier. En https://smart.servier.com/category/medical-specialties/neurology/

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas:,