¿Quién se encarga de las emociones y memoria? Descubre el cerebro límbico

¿Quién se encarga de las emociones y memoria? Descubre el cerebro límbico

El cerebro o sistema límbico engloba a una serie de estructuras muy importantes y fuertemente conectadas entre sí involucradas en la memoria y los sentimientos.

cerebro límbico
Neurotransmisores en las áreas límbicas del cerebro humano, PET | Dr Jim Myers, Imperial College London. CC BY-NC

Pocos sistemas son tan abstractos y relativamente desconocidos como el cerebro límbico.

Se trata de varias estructuras poco definidas y diferenciadas macroscópicamente pero que, gracias a una gran cantidad de conexiones nerviosas y de neurotransmisores, aloja buena parte del sustrato anatómico y funcional de los sentimientos, memoria y conducta.

Su alteración funcional puede observarse en la epilepsia del lóbulo temporal y la esquizofrenia, cobrando importancia para la comprensión de estas enfermedades. Es sobre sus principales particularidades de lo que hablaremos a continuación.

También te puede interesar leer: ¿Qué son los neurotransmisores?

¿Cuáles son las estructuras que forman el cerebro límbico?

Blausen.com staff (2014). «Medical gallery of Blausen Medical 2014». WikiJournal of Medicine 1 (2). DOI:10.15347/wjm/2014.010. ISSN 2002-4436.

Si bien en un principio era un término utilizado para describir el área del encéfalo que se encontraba situada entre la corteza cerebral y el hipotálamo, sin ninguna connotación funcional asociada, hoy en día se sabe que tiene un papel especialmente importante en la esfera emocional, conductual y en la memoria.

Está formado por la circunvolución subcallosa, cingular y parahipocampal, la formación del hipocampo, el cuerpo amigdalino, los cuerpos mamilares y el núcleo anterior del tálamo.

Entre ellos destaca el hipocampo, nombre que recibe debido a su semejanza con un “caballito de mar” en ciertos cortes anatómicos. Esta estructura está involucrada en la memoria espacial y la orientación.

También destaca el cuerpo amigdalino, que fue descrito por su parecido a las almendras. Se trata de un órgano vital involucrado en el aprendizaje emocional, la modulación de la memoria y la esfera social.

También es importante hacer mención de que existen una serie de vías que conectan tanto a las distintas partes de este sistema entre sí como con otras regiones del cerebro importantes para algunas reacciones emocionales y cognitivas. Entre estas estructuras destacan al álveo, el fórnix, el fascículo mamilotalámico y la estría terminal.

También te puede interesar leer: Neuroesteroides, moduladores de la conducta

¿En cuáles situaciones se ve afectado el sistema límbico?


Neurotransmisores en las áreas límbicas del cerebro humano, PET | Dr Jim Myers, Imperial College London. CC BY-NC

Diversas condiciones patológicas pueden afectar tanto a las estructuras propias del cerebro límbico como a las distintas vías nerviosas que establecen conexiones.

La esquizofrenia es un trastorno psicótico que, por definición, se caracteriza por una percepción inadecuada de la realidad. Esto involucra alteración crónica del pensamiento, un aplanamiento afectivo considerable y el aislamiento social.

Se piensa que buena parte de los síntomas de la enfermedad tienen una base anatómica y funcional en el sistema límbico.

De hecho, nuevas investigaciones están intentando mejorar el bloqueo de receptores dopaminérgicos específicamente en esta región del cerebro, ya que los fármacos actuales producen una serie de efectos adversos considerables debido a la poca especificidad de los mismos, alterando otras áreas del cerebro que originan movimientos anormales indeseables.

Es interesante comentar que el cuerpo amigdalino está asociado a reacciones de inestabilidad emocional, agresividad, inquietud e hipersexualidad.

De hecho, la destrucción de esta zona, especialmente cuando está aumentada de tamaño, revierte en buena medida estos comportamientos. Por supuesto, la lesión (o eliminación) de estas regiones en específico es muy difícil, y solo se han visto casos muy esporádicos en la historia.

En los pacientes con epilepsia del lóbulo temporal pueden presentarse alteraciones sensitivas (auditivas u olfatorias) que precisamente coinciden con la localización en el lóbulo temporal del cerebro límbico.

También te puede interesar leer: Epilepsia del lóbulo temporal mesial: causas, síntomas y tratamiento

Fuentes y referencias

Snell R.S. Neuroanatomía Clínica. 7ma edición. Wolters Kluwer Health España. Barcelona (2010).