Trastornos del movimiento: pinceladas para que no te sientas desorientado.


Los trastornos del movimiento pueden tener diversas causas y los movimientos anormales que provocan,  varían mucho de una enfermedad a otra. En nuestro artículo te damos las pistas esenciales para que no te pierdas en este complejo campo.

trastornos del movimiento

En muchas otras ocasiones hemos dedicado este espacio a tratar algunas enfermedades que ocasionan trastornos del movimiento. Entre ellos podemos mencionar, por ejemplo, la enfermedad de Huntington y la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, este es un terreno amplio en el que a veces pudieras sentirte desorientado. Es por esta razón que nuestra entrada de hoy la dedicaremos para brindarte una suerte de mapa por si decides profundizar en este peculiar campo.

¿Qué define a los trastornos del movimiento?

Aunque pueda parecer una reiteración, un trastorno del movimiento se caracteriza esencialmente  por la presencia de movimientos que no son normales. Claro, esta obviedad no es tan simple, existe una gran diversidad de movimientos que escapan a la normalidad. Por ejemplo, a grandes rasgos, no es lo mismo que aumente cuantitativamente el movimiento a que este disminuya. No son iguales las implicaciones en la vida cotidiana, ni es igual el tratamiento a seguir.

También te puede interesar leer: Agresividad en la enfermedad de Huntington: cuando la enfermedad es más que movimientos anormales.

¿Qué enfermedades suelen causar trastornos del movimiento?

trastornos del movimiento

Otra forma de acercarse al asunto es a partir de las distintas enfermedades que cursan con trastornos del movimiento, pues cada una de ellas se caracteriza por anomalías diferentes. Así tenemos el siguiente panorama:

  • Enfermedad de Parkinson: Puede causar tanto rigidez como aumento de temblores en reposo. El predominio de rigidez o de temblores suele asociarse a cursos diferentes en la enfermedad, siendo más benigno el segundo tipo.
  • Enfermedad de Huntington: En esta enfermedad, predomina la corea, una suerte de movimientos arrítmicos e involuntarios que a veces pueden recordar un baile.
  • Síndrome de Tourette: Predominan los tics o movimientos involuntarios de distintas partes del cuerpo.
  • Enfermedad de Wilson: Suele ocasionar dificultades en la coordinación de movimientos y temblores.
  • Enfermedad Hallervorden-Spatz: Ocasiona contracciones en los músculos que se caracterizan por ocurrir de manera sostenida y arrítmica.

¿Cuáles son las causas de las enfermedades que cursan con trastornos del movimiento?

Este es otro aspecto  esencial. Mientras en la enfermedad de Parkinson se combinan factores hereditarios con otros de tipo ambiental y no se ha llegado a un consenso final respecto a su total causalidad, en la enfermedad de Huntington está claramente establecido que los genes son los culpables de la enfermedad.

El factor hereditario está también ampliamente presente en la enfermedad Wilson y tiene gran peso en el síndrome de Tourette donde el inicio suele ocurrir por lo general durante la infancia.

También te puede interesar leer: Conoce el tratamiento del temblor del temblor esencial.

Referencias bibliográficas.

Barrera, M. (2009). Aspectos neuropsicológicos  de los trastornos del movimiento. Revista Psicología de la Universidad de Antioquía, 1(1).

Fahn, S. (2011). Classification of Movement Disorders. Movement Disorders, 26(6).

Búsqueda por etiquetas:,