Dar de comer a una persona con alzhéimer: no ignores estos 12 puntos.

Dar de comer a una persona con alzhéimer: no ignores estos 12 puntos.


La alimentación de las personas con Alzheimer, en principio, no varía significativamente de la del resto de la población. Cuando comienzan a aparecer problemas de atragantamiento o déficits nutricionales, entonces sí hay que tomar medidas.

Alimentación Alzheimer

En el Alzheimer la alimentación es clave y también un tema polémico. Decenas de empresas y personas con cierta influencia han clamado tener una dieta Alzheimer capaz de revertir la enfermedad. No es cierto y ese es el primer punto de este artículo sobre Alzheimer y alimentación:

  • No existe una dieta capaz de curar la enfermedad de Alzheimer, tampoco, hasta el momento, hay establecida una dieta especial para las personas afectadas por esta mal.

Pero hablamos de 12 puntos y solo vamos por el primero. Sígueme.

También te puede interesar leer: Alzheimer y nutrición: los tres nutrientes que cuentan con mayor apoyo científico.

Alimentación Alzheimer: qué comer con Alzheimer y otras dudas comunes.

  • Los enfermos de Alzheimer comen lo mismo que se recomienda para la población general: dieta sana, equilibrada
  • Los suplementos se aconsejan en caso de existir déficits nutricionales, que son muy comunes, sobre todo de vitamina B12
  • Incluiye en la dieta alimentos ricos en antioxidantes, por ejemplo, de postre puede comer frutas como la fresa, cortada en pedazos pequeños
  • Falta de apetito, negación a comer, pérdida de peso (como consecuencia de lo anterior) y muy baja ingesta de líquidos están entre los problemas más comunes
  • Si existen otros problemas médicos como estreñimiento, diabetes o hipertensión la dieta debe ser modificada teniendo en cuenta esas enfermedades.

  • Para evitar problemas de atragantamiento es recomendable que preparares alimentos suaves, como el huevo. Otros, como la galleta o el pan, pueden humedecerse en la leche o el café
  • En el caso de que ya existan problemas para tragar se hará necesario modificar la consistencia de los alimentos, incluyendo el agua. En las farmacias te podrán orientar sobre este último punto
  • Aumenta la actividad física del enfermo, es una vía para estimular el apetito
  • En el alzhéimer se pierde la capacidad de realizar los movimientos dirigidos a un fin, por ejemplo, tomar el tenedor en la mano y llevarlo a la boca. Puede ayudar estar enfrente del enfermo haciendo los mismos movimientos para te imite.
  • Cuando llegue el momento de que haya que darle los alimentos, reserva tiempo suficiente para esa actividad. Apurarle no es una buena idea
  • Prepárate por si tienes que auxiliar al enfermo de Alzheimer en un atragantamiento ¡Tu actuación es vital! En el vídeo anterior puedes ver la maniobra más usada en esas situaciones

También te puede interesar leer: Síndrome del cuidador quemado. Causas, síntomas y estrategias de afrontamiento.

Fuentes y referencias

Alzheimer’s Disease International (2014): Nutrition and dementia. A review of available research. Disponible en https://www.alz.co.uk/sites/default/files/pdfs/nutrition-and-dementia.pdf

Cleveland Clinic: Nutrition for Alzheimer’s Disease. Disponible en https://my.clevelandclinic.org/health/articles/nutrition-for-alzheimers-disease