test genético

Cómo crear una rutina efectiva para el cuidado de una persona con alzhéimer


Ejemplo de rutina para una persona con alzhéimer en fase leve o moderada que conviva con un cuidador en el domicilio.

rutina para una persona con alzhéimer

¿Has pensado cuán importante son las rutinas para nuestro cerebro? ¿Cuánto esfuerzo nos ahorra el que nuestro día a día esté lleno acciones automatizadas?  En el caso de una persona con alzhéimer las rutinas son necesidad de primero orden. Ayudan a:

  • Evitar la agitación que pueden generar situaciones novedosas.
  • Que el enfermo siga realizando actividades por sí mismo durante más tiempo.
  • Aumentar la sensación de control del cuidador.
  • Optimizar el tiempo y otros recursos que se emplean en el cuidado.

 ¿A ti te ocurrió? 4 fases por las que pasa un cuidador.

Rutinas alzhéimer ¡No olvides estos puntos!

Al crear una rutina hay factores que debemos tener en cuenta para que esta sea más efectiva y se convierta en una herramienta útil para el cuidador. Por ejemplo:

  • Al planificar el día a día toma en consideración las preferencias y la rutina previa del enfermo. Si le gustaba dar un paseo en la mañana o ver las noticias, no hay necesidad de cambiar radicalmente este hábito.
  • Incluye en la planificación tiempo para ti ¡Esto es fundamental!
  • Identifica las situaciones que suelen generarle ansiedad; evítalas en la medida de lo posible. En los casos en que sea imposible, intenta limitar su impacto. Por ejemplo, si la visita y la conversación de un amigo le genera ansiedad, este puede estar menos tiempo o evitar preguntas que incomoden a la persona.
  • Intenta incorporar al enfermo en la realización de actividades cotidianas como barrer, quitar el polvo o cortar las verduras. Esto será posible sobre todo en la fase leve y moderada de la enfermedad.
  • Si una actividad genera el rechazo del enfermo es mejor no realizarla.
  • Recuerda que para una persona con alzhéimer es difícil mantener la atención centrada mucho tiempo en una tarea, seguir instrucciones que impliquen varios pasos y aprender cosas nuevas ¡Mantén las cosas simples!
  • Aunque planificar una rutina diaria es más efectivo, no es una camisa de fuerza. Muchos imprevistos surgirán que te romperán esos hábitos o simplemente hay días que no te apetecerá hacer algo. No pasa nada, es una guía, no una obligación.

Dar de comer a una persona con alzhéimer: no ignores estos 12 puntos.

Ejemplo de una rutina de cuidado de una persona con alzhéimer.

rutina para una persona con alzhéimer

    • Levantarse antes de que el enfermo despierte, así podrás prepararte antes de comenzar a atenderle.
    • Despertarle, generalmente a la misma hora todos los días. Para establecer esa hora ten en cuenta sus hábitos previos. Dejarle estar en cama todo lo que desee puede aumentar el riesgo de insomnio.
    • Realizar las actividades de higiene matutina. Ten en cuenta que si el enfermo puede seguir haciendo esto por sí mismo es mejor dejarlo, aunque lleve más tiempo y cierta ayuda por tu parte.
    • Preparar el desayuno, idealmente con ayuda del enfermo. Desayunar.
    • Realizar alguna tarea que implique un nivel más alto de actividad mental o física, por ejemplo, estimulación cognitiva (puedes leer una pequeña guía sobre estimulación aquí) o dar un paseo en el exterior.
    • Descansar, tener un rato de calma.
    • Realizar alguna tarea del hogar. Evidentemente esto dependerá en buena medida de las habilidades que conserve el enfermo.
    • Preparar la comida, nuevamente intentando incorporar a la persona con alzhéimer en su elaboración
    • Comer, lavar los platos, organizar la cocina.
    • Ver las noticias o leer una revista.
  • Tomar una pequeña siesta, preferiblemente en el sillón y que no supere los 45 minutos.
  • Dar un pequeño paseo, ir a tomar un café o a visitar a un amigo. Si las actividades en el exterior resultan muy difíciles de realizar, sustituir los paseos por pequeñas caminatas en el pasillo del edificio o del piso.
  • Comenzar a preparar la cena.
  • Cenar, fregar y ordenar la cocina.
  • Lavarse los dientes y ponerse el pijama.
  • Ver un poco la tele o leer en el caso de que aún resulte posible. El ambiente ya debe estar señalando que la hora de dormir se acerca, por ejemplo, disminuyendo el nivel de luminosidad.
  • Ir a la cama, generalmente a la misma hora todos los días.

Este es solo un ejemplo de rutina muy general, cada cuidador tendrá la suya propia que dependerá de factores como las habilidades del enfermo y hasta de la cultura de un país ¿Lo importante? Tenerla y que resulte de ayuda.

Síndrome del cuidador quemado. Causas, síntomas y estrategias de afrontamiento.

Fuentes y referencias

Alzheimer Society of Canada: Routines and reminders. En http://www.alzheimer.ca/en/Living-with-dementia/Day-to-day-living/Routines-and-reminders

Alzheimer’s Association: Activities at home. En http://www.alz.org/national/documents/brochure_activities.pdf

Alzheimer’s Association: Creating a Daily Plan. En http://www.alz.org/care/dementia-creating-a-plan.asp

 

Importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: