Estimulación cerebral profunda en el párkinson ¿Y si se realiza antes?


Un estudio publicado en la revista Neurology sugiere que la estimulación cerebral profunda en pacientes en fase inicial de párkinson se asocia a menor progresión del temblor en un periodo de dos años.

DBS párkinson inicial

La estimulación cerebral profunda (DBS por las siglas en inglés), cuando se realiza en pacientes en fase inicial de la enfermedad, parece ralentizar el avance del temblor, según sugiere un pequeño ensayo clínico en el que participaron 28 pacientes.

La noticia no tendría nada de sorprendente teniendo en cuenta que la DBS tiene una eficacia más que probada en el tratamiento de algunos síntomas de la enfermedad, pero la diferencia de este estudio es que se realizó en pacientes en fase temprana de párkinson.

En la actualidad la DBS se realiza en pacientes en fase moderada o avanzada de párkinson, en los que la medicación ya no alcanza a controlar los síntomas de la enfermedad.

Sin embargo, desde hace mucho algunos se preguntan qué pasaría si se aplica antes, en fase inicial, ¿influiría en la evolución de la enfermedad? ¿Aumentaría los años con una buena calidad de vida?

Y aunque las incógnitas son atractivas, los argumentos en contra no son pocos, comenzando por el hecho de que no sería una hipótesis que se evaluaría sin riesgo: sería una hipótesis que implicaría realizar una cirugía cerebral con todos los riesgos que ello conlleva.

Pero siempre hay quien lo intenta, investigadores que lo proponen y valientes que deciden pasar por DBS aun cuando no la necesitan.

También te puede interesar leer: HIFU Vs DBS, comparativa de los dos tratamientos para el párkinson

DBS, ¿más temprano que tarde?

Al grupo de valientes (y arriesgados) pertenecen 28 pacientes en fase temprana de la enfermedad que mantenían sus síntomas controlados con la medicación, pero que decidieron formar parte de un ensayo clínico que evalúo el efecto de la estimulación cerebral profunda en el temblor en reposo.

Los pacientes llevaban un mínimo de 6 meses y menos de 4 años siendo tratados con medicación al momento de entrar al estudio. La media de edad de los voluntarios en aquel momento fue de 61 años.

Se dividieron en dos subgrupos: uno recibió la medicación estándar mientras el otro recibió la medicación más DBS.

Los síntomas de temblor en reposo se evaluaron al inicio de estudio y después cada seis meses durante un periodo de 2 años.

Antes de cada evaluación, los pacientes pasaban por un periodo de lavado farmacológico, es decir, dejaban de tomar la medicación una semana antes de pasar por diferentes pruebas, y además, a los pacientes con DBS se les paraba la estimulación, así los investigadores podían valorar el estado “real” de sus síntomas.

Los datos recopilados durante esos 24 meses mostraron que las personas con DBS + medicación experimentaron un avance más lento del temblor en reposo.

De hecho, 86% de los pacientes que solo recibieron medicación desarrollaron en ese tiempo temblor en extremidades que previamente no habían sido afectadas, mientras que en el grupo con DBS esto sucedió en el 46%.

Más aún, 4 de estos últimos pacientes experimentaron mejorías en los síntomas de temblor en reposo y en uno desapareció completamente, un resultado muy interesante ya que el párkinson es una enfermedad neurodegenerativa y la tendencia no es precisamente a mejorar.

También te puede interesar leer: 8 +1 recomendaciones básicas para personas que viven con enfermedad de Parkinson

La estimulación cerebral profunda, ¿podría influir sobre la progresión de la enfermedad?

Para los investigadores responsables del estudio, pertenecientes al Centro Médico Universitario Vanderbilt:

Estos resultados sugieren la posibilidad de que la DBS en las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson pueda ralentizar la progresión del temblor en reposo.

Para uno de los investigadores, el neurólogo David Charles:

El hallazgo sobre la progresión del temblor es realmente excepcional. Sugiere que la DBS aplicado en la etapa inicial del párkinson puede ralentizar la progresión del temblor, lo que es notable porque no hay tratamientos para el Parkinson que hayan demostrado retrasar la progresión de cualquier elemento de la enfermedad.

Estos resultados difieren de otros reportados en 2014 basados en esta misma intervención (llevan años siguiendo la evolución de los pacientes).

Ese estudio no reflejó diferencias significativas en ambos grupos, algo quizás esperable teniendo en cuenta que la evolución de la enfermedad es lenta y para ver diferencias significativas a nivel de progresión hay que observar durante años.

Ya los resultados publicados en 2016 en la revista Journal of Parkinson’s Disease hablaban de algunos beneficios a favor de la DBS.

Sin embargo, los más recientes resultados publicados en Neurology están lejos de ser una confirmación de las bondades de aplicar DBS al inicio de la enfermedad.

El número de pacientes y el diseño de la investigación no dan para tanto.

Esas debilidades iniciales son las que pretenden despejar en un nuevo ensayo clínico, que esta vez sí incluirá a mayor número de pacientes, exactamente 280 valientes que estén en la primera fase del párkinson. El ensayo dará comienzo a inicios de 2019 en EE.UU.

También te puede interesar leer: ¿Estimulación cerebral profunda para el párkinson desde fase temprana? Descubre por qué ellos dicen que sí

Fuentes y referencias

Mallory L. Hacker, Mahlon R. DeLong, Maxim Turchan, Lauren E.Heusinkveld, Jill L. Ostrem, Anna L. Molinari, Amanda D. Currie, Peter E. Konrad, Thomas L. Davis, Fenna T. Phibbs, Peter Hedera, Kevin R. Cannard, Lea T. Drye, Alice L. Sternberg, David M. Shade, James Tonascia, David Charles (2018): Effects of deep brain stimulation on rest tremor progression in early stage Parkinson disease. Neurology 10.1212/WNL.0000000000005903; DOI:10.1212/WNL.0000000000005903

Vanderbilt University Medical Center (2018): DBS treatment may slow the progression of Parkinson’s tremor in early-stage patients. En https://eurekalert.org/pub_releases/2018-06/vumc-dtm062818.php

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información y bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: