«Alzhéimer transmisible»: la explicación sobre por qué esto no debe ser una preocupación para ti

«Alzhéimer transmisible»: la explicación sobre por qué esto no debe ser una preocupación para ti

Investigadores ingleses vuelven a suscitar la polémica alrededor de la teoría del «alzhéimer transmisible», que plantea que además del alzhéimer de origen genético y el esporádico está el alzhéimer que puede adquirirse a través de procedimientos médicos muy específicos.

alzheimer transmisible

Un grupo de investigación del prestigioso centro británico University College London lleva varios años analizando la posibilidad de que una proteína asociada al alzhéimer, la beta amiloide, pueda transmitirse a través de procedimientos médicos, como las neurocirugías.

Una de las características más conocidas del alzhéimer es la presencia de placas de beta amiloide en el cerebro de los enfermos.

Esas placas se detectan en todos los afectados por la enfermedad, sin embargo, no todos los adultos mayores que tienen placas de beta amiloide en el cerebro tienen síntomas de alzhéimer.

Los resultados de la última investigación del equipo inglés, publicados en la revista Nature, muestran que inyectando directamente el cerebro de ratones con hormonas del crecimiento que tenían niveles sustanciales de beta amiloide, se desarrollaban en los animales las placas características del alzhéimer y también de otra enfermedad, llamada angiopatía amiloide cerebral.

Con esos resultados no ha tardado en surgir nuevamente la polémica sobre si determinados procedimientos médicos, como las transfusiones de sangre o las neurocirugías, podrían convertirse en vehículo de transmisión de ´semillas´ de beta amiloide.

Para el profesor John Collinge, uno de los investigadores que participaron en el estudio:

La transfusión no es un riesgo importante para mí, estoy más preocupado por los instrumentos neuroquirúrgicos. Creo que es importante que hagamos más investigaciones sobre esto y desarrollemos nuevas formas de eliminar estas semillas, así cualquier riesgo que exista se elimina».

Pero incluso con relación a los procedimientos neuroquirúrgicos, hay quien duda que hoy en día el riesgo sea significativo, ya que a raíz de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob los cirujanos están tomando medidas para evitar la contaminación por priones, y con eso también se estaría evitando la contaminación con cualquier otra proteína dañina.

También te puede interesar leer: La beta amiloide y su relación con el alzhéimer

Escarbando en el pasado para comprender un gran temor del presente

superlongevos

Las muestras de hormona del crecimiento usadas en la investigación llevaban décadas siendo conservadas.

Los investigadores llegaron a ellas siguiendo el rastro de una investigación publicada en 2015 en la que observaron que en el cerebro de personas de mediana edad había patología amiloide, algo que por la edad de los sujetos no debería ocurrir.

Esas personas habían fallecido con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, otra enfermedad neurodegenerativa, y precisamente habían adquirido la enfermedad debido a un tratamiento con hormona del crecimiento contaminada con priones obtenida de la glándula pituitaria de cadáveres.

En la actualidad, la hormona del crecimiento se produce sintéticamente, con lo cual ese riesgo de transmisión está descartado, pero los investigadores lograron localizar parte de los lotes antiguos de esta sustancia.

Con el análisis de las muestras llegó uno de los principales hallazgos del estudio: algunos lotes contenían niveles significativos de proteína beta amiloide y tau, otras de las proteínas asociadas al alzhéimer.

El segundo paso en la investigación ya lo hemos descrito; se inyectó directamente el cerebro de los ratones (modelados genéticamente para ser susceptibles a la beta amiloide) con parte de las muestras localizadas.

Cuando los ratones llegaron a la mediana edad tenían signos inequívocos de patología amiloide.

Ahora bien, ¿significa esto que los humanos podrían desarrollar alzhéimer si se les trasmite la beta amiloide?

También te puede interesar leer: Trasmisión de la enfermedad de Alzheimer: se puede trasmitir la proteína, no la enfermedad…así dice la última investigación

Calma, el alzhéimer transmisible debe ser la menor de tus preocupaciones

alzheimer cirugía

Para empezar, tener patología amiloide (una forma de referirse en general a los dos cambios antes descritos) no significa que una persona desarrollará alzhéimer.

Ya hemos dicho que muchos adultos mayores sanos tienen esas alteraciones en su cerebro y no llegan a desarrollar los síntomas de la enfermedad.

En el supuesto de que se demuestre que, efectivamente, se pueden trasplantar «semillas» de beta amiloide, los procedimientos en los que esto es más probable, las neurocirugías, representan un escenario ajeno a la mayoría de la población.

Según opina el Dr. Bart de Strooper, director del Instituto de Investigación de Demencia del Reino Unido en el University College de Londres:

Es posible que los instrumentos neuroquirúrgicos puedan contaminarse con semillas de amiloide y probablemente con tau o una de las muchas otras proteínas plegadas anormalmente que causan neurodegeneración, como la alfa-sinucleína, en la enfermedad de Parkinson.

Pero añade:

Sin embargo, los cirujanos ya toman precauciones para evitar la contaminación por priones y deberían ser suficientes para prevenir también estos tipos de contaminación. No hay absolutamente ninguna razón para posponer o rechazar la cirugía cerebral según la evidencia actual «.

En próximas investigaciones los científicos quieren explorar si con la proteína tau se observa un fenómeno semejante a lo visto con la beta amiloide. De ser así, entonces las evidencias sobre la teoría del «alzhéimer transmisible» serían un poco más sólidas.

En cualquier escenario, los hipotéticos casos de alzhéimer transmisible serían muy pocos con relación con al resto de las causas y tendrían una clara ventaja: serían prevenibles.

También te puede interesar leer: No, tu familiar no te va a contagiar alzhéimer

Fuentes

Ian Sample (2018): Neurosurgery could spread protein linked to Alzheimer’s, study finds. En https://www.theguardian.com/science/2018/dec/13/neurosurgery-could-spread-protein-linked-to-alzheimers-study-finds

Karen Weintraub (2018): Could Medical Procedures Transmit Alzheimer’s? En https://www.scientificamerican.com/article/could-medical-procedures-transmit-alzheimers/

Purro, Silvia A. et al. (2018): Transmission of amyloid-β protein pathology from cadaveric pituitary growth hormone. Nature. En https://www.nature.com/articles/s41586-018-0790-y