Crenezumab, de Roche, otro fármaco que fracasa en el intento de frenar el alzhéimer

Crenezumab, de Roche, otro fármaco que fracasa en el intento de frenar el alzhéimer

Roche cancela dos ensayos clínicos de fase III con un fármaco para el alzhéimer esporádico, aunque mantiene el ensayo del mismo fármaco en casos de alzhéimer familiar en Colombia. Este anuncio hace temer por otros ensayos clínicos en los que se están evaluando fármacos con mecanismos similares.

crenezumab

El pasado 30 de enero la farmacéutica Roche anunció que descontinuaba dos ensayos clínicos en los que se estaba evaluando crenezumab, fármaco candidato a tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Los ensayos, llamados CREAD 1 y CREAD 2, incluían a un total de 1500 pacientes en fase temprana de alzhéimer esporádico.

Un análisis provisional de la compañía llegó a concluir que era muy poco probable que el tratamiento con crenezumab generara los resultados esperados.

Se une así crenezumab a la larga lista de fracasos en los desarrollos farmacéuticos en el campo del alzhéimer. Según comenta Lucas Laursen, en Fortune, solo en 2018 se contabilizaron más de media docena de fármacos fallidos.

También te puede interesar leer: Biogen sorprende con los resultados de un fármaco para el alzhéimer por el que nadie apostaba

Los antiamiloideos en el centro del debate

Crenezumab es, al igual que muchos de los otros fármacos que no han resultado eficaces, un anticuerpo monoclonal que tiene por diana la beta amiloide, una proteína que se acumula en el cerebro de los enfermos de alzhéimer y provoca daño a las conexiones entre las neuronas.

Durante muchos años la industria farmacéutica ha apostado por ir contra la beta amiloide, asumiendo que esta tiene un rol central en los mecanismos que provocan la enfermedad.

El problema está en que por el momento ninguno de los fármacos basados en esta premisa, los llamados antiamiloideos, ha funcionado, al contrario, es una línea de investigación que hasta ahora solo se anota derrotas.

Algunos opinan que la causa está en el momento de intervención. Que los ensayos clínicos se realizan en pacientes en los que la enfermedad ya ha avanzado a un punto que los daños al tejido nervioso son irreversibles.

¿Culpa del momento o culpa de la diana terapéutica?

También te puede interesar leer: La búsqueda de tratamientos para el alzhéimer atraviesa una profunda crisis

Otros fármacos en fases avanzadas de investigación se ponen en duda

avances trastornos del movimiento en 2018

Con cada nuevo fracaso de un fármaco antiamiloideo se genera el mismo debate: ¿tampoco funcionarán los que aún están en ensayo clínico?

El temor no es vano, ya que los más avanzados, es decir, los que pueden salir más rápidamente al mercado, son en su mayoría antiamiloideos.

Ahí está el que quizás sea el más esperado, aducanumab, de la farmacéutica Biogen, que está en fase III de ensayo clínico.

Pero también está gantenerumab, de la misma Roche y BAN2401, un fármaco creado por la sueca BioArctic y que desarrolla en colaboración con la japonesa Eisai y la estadounidense Biogen.

Por el momento, Roche dice que continuará en el campo del alzhéimer. Según Sandra Horning, directiva en Roche:

Seguimos dedicados a la comunidad de Alzheimer y continuaremos nuestros ensayos GRADUATE de fase III con gantenerumab, y el ensayo TAURIEL de fase II con la molécula antitau RG6100, así como nuestras soluciones de diagnóstico por imágenes y basadas en fluidos».

También te puede interesar leer: BioArctic, talento biofarmacéutico sueco contra la neurodegeneración

Fuentes

Laursen, L (2019): Roche Reports Another Failure in Big Pharma’s Search for Alzheimer’s Treatment. En http://fortune.com/2019/01/30/roche-cancels-alzheimers-trial/

Roche (2019): Roche to discontinue Phase III CREAD 1 and 2 clinical studies of crenezumab in early Alzheimer’s disease (AD) – other company programmes in AD continue. En https://www.roche.com/media/releases/med-cor-2019-01-30.htm