«El abuso de drogas puede ser transmitido como un proceso contagioso dentro de las familias», según sugiere un estudio reciente

Un estudio realizado en la población sueca concluye que el abuso de drogas podría transmitirse dentro de las familias siguiendo un modelo de contagio, donde a mayor proximidad, más riesgo.

endocannabinoides

A más cercanía geográfica, más riesgo de que el hijo de un padre que abusa de las drogas también desarrolle esta conducta de riesgo. Algo semejante sucede entre hermanos y entre primos, aunque en estos casos el riesgo de transmisión es menor.

A esto se añade que la cercanía de edad parece aumentar el riesgo de “contagio”, aunque los hermanos mayores tienen una influencia importante en sus hermanos menores. La influencia de hombres a hombres es mayor que de mujer a mujer.

A estas conclusiones llegó un estudio realizado en la población sueca que analizó 65,006 parejas de padres-hijos, hermanos y primos.

¿Dime con quién andas y te diré quién eres? Tal vez no tanto, pero los resultados del estudio sí nos sugieren que el dicho bien podría ser «dime con quién andas y te diré qué consumes» o lo que es igual, que la influencia de las personas que nos rodean tienen un impacto significativo en el riesgo individual de abusar del consumo de sustancias.

Ya con anterioridad los investigadores de este estudio, publicado en la revista American Journal of Psychiatry, habían observado que después de que se registraba en las bases de datos nacionales suecas que un miembro de una pareja abusaba de las drogas, el riesgo de que el otro miembro también padeciera el mismo problema aumentaba significativamente durante el primer año y se mantenía alto durante 4 años.

Ahora el análisis se centró en otros vínculos familiares y las conclusiones son semejantes: la transmisión del abuso de sustancias sigue un modelo de contagio.

También te puede interesar leer: Lo sospechabas y la ciencia te lo confirma: tener una enfermedad mental aumenta significativamente el riesgo de desarrollar otra

Los registros suecos, una inagotable fuente de información valiosa

abuso de drogas

El objetivo de los investigadores fue analizar si, después de tomar en cuenta factores como la genética, que influyen en el riesgo de abuso de sustancias entre las familias, esta conducta podía ser transmitida dentro de las estructuras familiares como lo predice un modelo de contagio.

Para eso identificaron familias en las que se había registrado un primer caso de abuso de drogas en las bases de datos nacionales de Suecia y analizaron el riesgo de que posteriormente se produjeran nuevos casos en la familia, ya sea en los hijos, en los hermanos o entre primos.

En el análisis tuvieron en cuenta variables como la proximidad geográfica, el tipo de parentesco, la diferencia de edad, el sexo y el tipo de droga psicoactiva.

Los resultados, muy interesantes, hacen que los autores concluyan que «aunque los factores genéticos son claramente importantes, nuestros resultados sugieren que el abuso de drogas puede ser transmitido como un proceso contagioso dentro de las familias.»

También te puede interesar leer: Depresión en hombres: enmascarada y con consecuencias impredecibles

Las conclusiones más significativas

A continuación, listamos algunas de las observaciones más interesantes que se realizaron en la investigación:

  • La cercanía en el tiempo es una variable importante. Se observó un aumento apreciable del riesgo de uso indebido de drogas en los familiares entre uno y tres años después de que se registrara el primero caso de abuso de consumo en la familia.
  • El riesgo de transmisión se correlacionó con la proximidad geográfica. Por ejemplo, tenían más riesgo de abuso de sustancias los hijos que vivían en la misma casa con su padre con problemas con las drogas, que los hijos que vivían en el barrio, pero no en el mismo hogar. A su vez, estos últimos tenían más riesgo que los hijos que vivían en el mismo municipio.
  • Si se tenía en cuenta el efecto de la proximidad geográfica, se observaba que la proximidad del parentesco influía en el riesgo, es decir, existía una transmisión más fuerte de padres a hijos y de hermanos a hermanos que de primos a primos.
  • Dentro de los diferentes tipos de parentesco, el riesgo transmitido fue mayor en los que estaban más cerca en edad.
  • Los hermanos mayores tenían mayor influencia sobre los hermanos menores.
  • La fuerza de la transmisión dependía significativamente del sexo de la pareja analizada, siendo mayor el riesgo de contagio entre hombres.

La importancia de estos resultados para desarrollar estrategias de prevención

abuso de drogas

Aunque los resultados no son nuevos y es largamente conocido que el riesgo de desarrollar conductas de abuso de drogas es mayor entre los miembros de una misma familia en los que ya existe un caso, esta investigación viene a reflejar factores importantes, como la proximidad geográfica, que pueden ser tomados en cuenta en las estrategias de prevención.

Las familias deben ser conscientes de estos riesgos y evitar la transmisión de actitudes positivas hacia el abuso de sustancias o la facilitación del acceso a drogas de abuso, dos mecanismos fundamentales de “contagio”.

También te puede interesar leer: ¿Cuáles son los síntomas de un brote psicótico?

Fuentes

Kenneth S. Kendler, Henrik Ohlsson, Jan Sundquist, and Kristina Sundquist (2019): A Contagion Model for Within-Family Transmission of Drug Abuse. American Journal of Psychiatry, 176:3, 239-248

IMPORTANTE

TiTi es un sitio web de información dirigido a un público general no especializado. Bajo ningún concepto debe ser tomado como sustituto del criterio médico. Si tiene cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su médico. 

Búsqueda por etiquetas: