Síntomas de demencia dependiendo de su origen ¿Qué las diferencia?


Los síntomas de demencia varían según la causa. No siempre el deterioro de la memoria es el primer síntoma…ni el segundo.

Síntomas de demencia

La demencia es un término general, todas las personas que han desarrollado demencia tienen características comunes. Todas presentan un deterioro de procesos cognitivos como la memoria, el lenguaje o el razonamiento abstracto en grado suficiente como para impedir el normal funcionamiento en la vida cotidiana.

Sin embargo, más allá de esa característica básica, los síntomas de demencia pueden ser tan variables como su origen. La pérdida de memoria no es siempre la primera señal y los síntomas pueden ser tan insospechados como que tu padre ha comenzado a comer cosas que nunca imaginaste.

Y es que las causas de demencia son muy diversas, la causa más común es la enfermedad de Alzheimer, pero también son frecuentes la demencia de origen vascular y con cuerpos de Lewy. Dependiendo de la causa y de la localización del deterioro cerebral, así serán los síntomas.

No es extraño que un familiar se niegue a aceptar que su padre o madre tiene demencia debido a que “lo recuerda todo”. No sabe qué esas alucinaciones, la falta de concentración extrema y las alteraciones de la marcha, también están indicando una demencia, posiblemente la causada por cuerpos de Lewy. Hoy vamos a adentrarnos en este tema tan complejo mencionando aquellos síntomas que mejor caracterizan a las demencias según su origen.

Demencia causada por enfermedad de Alzheimer.

El deterioro de la memoria no es siempre el primer síntoma, pero sí es un síntoma central para poder diagnosticar alzhéimer. Los primeros fallos suelen notarse en la evocación de eventos recientes, como con quién habló en la mañana o qué comió. Sin embargo, también es posible que antes de los déficits de memoria se noten las dificultades de la persona para orientarse espacialmente —se desorienta en lugares conocidos— o alteraciones del lenguaje. Los síntomas aparecen gradualmente y evolucionan a lo largo de muchos años.

También te puede interesar leer: El alzhéimer explicado para todos.

Demencia vascular.

Vascular-dementia

La demencia de origen vascular es la segunda causa de demencia en el mundo. Sus síntomas son muy variables; dependen en gran medida de la localización del daño al cerebro debido a alteraciones en el flujo sanguíneo. La demencia vascular puede tener una aparición más brusca que el alzhéimer, por ejemplo, después de un accidente cerebrovascular.

Los síntomas iniciales pueden ser problemas para tomar decisiones, hacer planes y organizarse en el día a día. No siempre la pérdida de memoria se da al inicio de esta condición. Los enfermos pueden tener periodos de aparente estabilidad, seguido de periodos de marcado deterioro, posiblemente debido a nuevos accidentes cerebrovasculares.

Demencia con cuerpos de Lewy.

Tal vez una de las demencias más infradiagnosticada porque comparte síntomas con otras enfermedades neurodegenerativas más conocidas: párkinson y alzhéimer. Las personas con demencia con cuerpos de Lewy tienen marcadas alucinaciones visuales, cambios bruscos de concentración de un día para otro —incluso el mismo día— y alteraciones motoras semejantes a las que vemos en los enfermos de párkinson ¿La diferencia con esta última? Fundamentalmente el tiempo en que surgen los síntomas motores y cognitivos. Si se dan a la par, o con menos de un año de diferencia entre unos y otros, posiblemente sea demencia con cuerpos de Lewy.

También te puede interesar leer: Demencia con cuerpos de Lewy: síntomas, causas y tratamientos.

Demencia frontotemporal.

síntomas de demencia en la mediana edad

Quizás hablar de demencia frontotemporal (DFT) en singular no pueda considerarse correcto, tal es la diversidad de los síntomas que caracterizan a esta condición. Se produce debido al deterioro de los lóbulos temporales y/o frontal, de ahí que los primeros síntomas sean marcadas alteraciones de conducta o del lenguaje.

Las personas con DFT a menudo desarrollan esta condición antes de los 60 años. Es común que los familiares se quejen de cambios bruscos del comportamiento: que su padre o madre ya no es el mismo, que ha “perdido la vergüenza”, que ya no le interesa nadie, que es egoísta, que tiene comportamientos socialmente inadecuados.

Dependiendo de la localización del deterioro cerebral, los primeros síntomas pueden verse en el lenguaje: lenguaje desorganizado, gramaticalmente incorrecto, frases que, aun estando bien estructuradas, carecen de sentido.

Demencia asociada a la enfermedad de Parkinson.

La demencia asociada a la enfermedad de Parkinson tal vez sea más reconocible en su origen que las demás: se diagnostica como mínimo después de un año de diagnosticado el párkinson. Aunque hay que recordar que una misma persona puede tener signos y síntomas de más de una demencia.

En el caso de la demencia asociada al párkinson, los síntomas iniciales pueden ser problemas para concentrarse, para procesar la información visual, por ejemplo, orientarse espacialmente o calcular distancias. También es común que las personas con esta condición presenten alteraciones marcadas del sueño y síntomas psicóticos, como alucinaciones y delirios.

Referencias

Alzheimer’s Association®. (2016). Dementia types | signs, symptoms, & diagnosis Disponible en http://www.alz.org/dementia/types-of-dementia.asp

WebMd. (1995). Dementia-what happens Disponible en http://www.webmd.com/alzheimers/tc/dementia-what-happens

Nota importante
TiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.