En el párkinson, una forma de vitamina B3 puede ser «un nuevo punto de partida en el tratamiento»


Investigadores alemanes logran disminuir la pérdida de neuronas dopaminérgicas en un modelo animal de enfermedad de Parkinson después de administrar nicotinamida ribósido (NR), una forma de vitamina B3.

parkinson vitamina B3

Las alteraciones en el funcionamiento de las mitocondrias, esos compartimentos celulares generalmente descritos como la «fábrica de energía» de las células, son problemas comunes a varias enfermedades neurodegenerativas, entre ellas el párkinson, el alzhéimer y la esclerosis lateral amiotrófica.

Desde hace muchos años la ciencia intenta utilizar ese problema para crear una solución. Un ejemplo de esos intentos es una investigación reciente publicada en la revista Cell Reports.

En ella, investigadores germanos reportan cómo el tratamiento con una forma de vitamina B3 llevó a disminuir la pérdida de neuronas dopaminérgicas en moscas modelos de enfermedad de Parkinson.

Pero antes de llegar a esa conclusión, los investigadores alemanes, haciendo gala de la buena ciencia que se crea en tierras germanas, pasaron por varias etapas.

Si me sigues, en nada te enteras de todos los detalles de este estudio.

También te puede interesar leer: ¿Cuál es exactamente la relación del párkinson con la dopamina?

Los problemas en el funcionamiento de las mitocondrias, una alteración común en el párkinson

vitamina B3 para el párkinson

Inicialmente los investigadores quisieron confirmar que las alteraciones en el funcionamiento de las mitocondrias era un signo común en la enfermedad de Parkinson.

Para eso crearon neuronas dopaminérgicas derivadas de pacientes con la enfermedad, que también eran portadores de la mutación en el gen GBA, el factor de riesgo genético más común de la enfermedad de Parkinson.

Incluso en los pacientes que no son portadores de la mutación, la actividad del gen se ve disminuida, sucediendo algo semejante en la población general a medida que avanza el proceso de envejecimiento.

En este caso, los investigadores comprobaron que efectivamente, en las neuronas creadas el funcionamiento mitocondrial estaba alterado.

¿Cómo cambiar esta situación? Para mejorar la actividad de las mitocondrias, los investigadores aumentaron los niveles de una sustancia denominada dinucleótido de adenina y nicotinamida o simplemente NAD+, el acrónimo por el que es más conocida.

Investigaciones previas han encontrado que NAD+ es fundamental para el buen funcionamiento de las mitocondrias, ¿y cómo aumentar los niveles de NAD+?

Pues administrando un precursor de NAD+, específicamente la llamada nicotinamida ribósido (NR), una forma de vitamina B3 que ayuda a elevar los niveles de NAD+, como ya se ha visto en estudios anteriores.

Esta sustancia es muy conocida en el mundo de los complementos naturales, debido a que se asocia a una mayor longevidad.

Las neuronas tratadas con NR aumentaron la producción de energía e incluso se crearon nuevas mitocondrias.

NR lograba generar mejorías en las neuronas, ¿en un modelo in vivo sería igual?

También te puede interesar leer: Actividad física en el párkinson: cuatro estudios científicos que te van a demostrar su importancia

El tratamiento con NR previene la pérdida de neuronas y se asocia a mejorías motoras

comienzo de la enfermedad de Parkinson

En el punto siguiente de este estudio, los investigadores probaron a tratar a moscas modelos de párkinson que también eran portadoras de la mutación en el gen GBA con NR, que administraron a través de la alimentación.

Otro grupo de moscas siguió siendo alimentado de la forma tradicional.

Pasado el tiempo de tratamiento, observaron que las moscas que habían recibido NR tenían menor pérdida de neuronas dopaminérgicas (las que mueren en los pacientes con párkinson) que las moscas que no fueron tratadas con NR.

Incluso, algunas habilidades motoras de los animales también habían mejorado.

Los resultados de este estudio son alentadores, sin dudas, pero ya sabemos que mucho de lo que funciona en animales nunca llega a funcionar en humanos.

La duda puede que se aclare de manos de este mismo grupo de investigación, que tiene intenciones de realizar un ensayo clínico para evaluar el efecto de tratar con NR a pacientes con párkinson.

En una ruta semejante están investigadores estadounidenses, lo que en su caso el objetivo es probar NR en pacientes con alzhéimer, apoyándose en los resultados positivos que obtuvieron tratando a ratones modelos de la enfermedad.

También te puede interesar leer: Un suplemento vitamínico podría prevenir los daños que provoca el alzhéimer

Fuentes y referencias

Eberhard Karls Universität Tübingen (2018): Parkinson’s: Vitamin B3 has a positive effect on damaged nerve cells. En https://www.uni-tuebingen.de/en/university/news-and-publications/press-releases/press-releases/article/parkinsons-vitamin-b3-has-a-positive-effect-on-damaged-nerve-cells.html

Schöndorf, David C. et al. (2018): The NAD+ Precursor Nicotinamide Riboside Rescues Mitochondrial Defects and Neuronal Loss in iPSC and Fly Models of Parkinson’s Disease. Cell Reports , Volume 23 , Issue 10 , 2976 – 2988

 

Búsqueda por etiquetas:,