Quejas de problemas de memoria pueden indicar mayor riesgo de demencia.

Quejas de problemas de memoria pueden indicar mayor riesgo de demencia.

Asocian las quejas de problemas de memoria en mujeres mayores de 65 años a un mayor riesgo de diagnóstico de deterioro cognitivo 18 años después.

Quejas de problemas de memoria

¿Te suena la frase “cada día estoy peor de la cabeza”? o ¿Se me olvida todo? Esas expresiones pueden considerarse quejas subjetivas de problemas de memoria y ahora han salido los resultados de la investigación que durante más tiempo ha estudiado la relación entre quejas subjetivas de memoria en mujeres mayores de 65 años y el riesgo de deterioro cognitivo a largo plazo.

La investigación fue realizada por científicos de la Universidad de California en San Francisco y del San Francisco VA Medical Center, en EE.UU. Se publicó en la revista Neurology.

Una de las autoras del estudio, la doctora Alison Kaup, citada por MNT, refiere que investigaciones anteriores ya han encontrado una relación entre quejas subjetivas de memoria y mayor riesgo de demencia, pero que esta es la primera vez que se hace un seguimiento por tanto tiempo:

Nuestro estudio siguió a las mujeres durante más tiempo que la mayoría de otros estudios, siguiendo a estas mujeres a lo largo de casi 20 años.

Exactamente por 18 años, durante los cuales se hizo un seguimiento a 1107 mujeres de 65 o más años que al inicio de la investigación tenían un estado cognitivo (funcionamiento intelectual) normal. Periódicamente se les realizó un cuestionario para determinar si existían quejas subjetivas de problemas de memoria, considerados como tales aquellos problemas percibidos por la persona pero que no eran tan significativos como para ser detectados mediante test neuropsicológicos.

Después 18 años, un panel de expertos evaluó el estado cognitivo de las participantes en la investigación. Encontraron que las personas que al inicio del estudio manifestaron preocupaciones sobre el estado de su memoria, 89 mujeres, tenían hasta un 70% más de riesgo de ser diagnosticadas con alguna alteración cognitiva casi dos décadas después, en comparación con las que no creían tener problemas de memoria. Y si las quejas sobre el estado de la memoria comenzaron 10 años antes de que terminara el estudio, el porciento de riesgo ascendía hasta el 90% en comparación con las mujeres que no manifestaron percibir que su memoria tuviera problemas. Las lectura a estos resultados la proponen los propios autores, citados por MNT:

Las quejas  subjetivas de problemas de memoria  entre las mujeres mayores cognitivamente normales parecen ser un indicador temprano de riesgo de deterioro cognitivo y pueden ser una señal sutil de un proceso neurodegenerativo subyacente como la enfermedad de Alzheimer que todavía está en sus primeras etapas. Nuestros resultados sugieren que los ensayos de investigación en prevención de la demencia deben dirigirse a las mujeres mayores con quejas  subjetivas de problemas de memoria como un grupo de alto riesgo, con el fin de tratar de intervenir entre los que pueden estar mostrando los primeros síntomas de neurodegeneración.

También te puede interesar leer: ¿Cómo mejorar la salud cerebral?

Los resultados del estudio están en concordancia con la evidencia científica, relativamente reciente, de que la enfermedad de Alzheimer comienza a desarrollarse hasta 20 años antes de que los primeros síntomas sean evidentes. Una investigación encontró incluso, que estos cambios se reflejaban a nivel de test cognitivos hasta 18 años antes, algo que aún está lejos de poder aplicarse en la detección temprana de la enfermedad en la práctica clínica. Más cerca parece la posibilidad de una detección temprana y no invasiva mediante el análisis de fluidos como la sangre, un área en la que están apostando varios centros de investigación y compañías farmacéuticas del mundo.

Los comentarios están cerrados.

Importante: Los comentarios en este sitio son moderados semanalmente y deben cumplir con nuestras normas de uso. Lo expresado por cada usuario no debe sustituir nunca el consejo médico. Si tiene algún problema de salud, consulte con un profesional certificado.