Descubre 5 consecuencias neuropsicológicas de los traumatismos craneoencefálicos


Falta de concentración, dificultades para planificarse, apatía o impulsividad son algunas de las consecuencias neuropsicológicas de los traumatismos craneoencefálicos.

consecuencias neuropsicológicas de los traumatismos craneoencefálicos

Aprendizaje y memoria

Es posible también que estas personas, como resultado de los diversos daños a sus procesos mentales, muestren dificultades para la adquisición de nuevos aprendizajes. De hecho, uno de los procesos fundamentales para el aprendizaje es la memoria.

Después de un TCE la persona puede tener dificultades para fijar nueva información sin importar si esta es semántica (relativa al lenguaje, conceptos) o episódica (acontecimientos ocurridos).

Funciones ejecutivas

Las funciones ejecutivas son uno de los procesos más importantes para el normal funcionamiento de los seres humanos.

Constituyen una de esas adquisiciones del hombre que lo diferencian en gran medida de otras especies. En concreto ellas permiten planificar acciones, regular nuestra conducta en función de objetivos y solucionar problemas entre otras tareas de gran complejidad.

Las personas que experimentan un TCE a menudo se sienten abrumados por los problemas, les cuesta planificarse e incluso, regular su conducta.

consecuencias neuropsicológicas de los traumatismos craneoencefálicos

Lenguaje y comunicación

Los pacientes también pueden ver afectados tanto su lenguaje como sus facultades comunicativas. En concreto puede resultarles complicado entablar una conversación de manera fluida o comunicarse por vía escrita, incluso, reproducir lo que otro dice o escribe.

Emoción y conducta

Hasta ahora se han descrito afectaciones que tienen sobre todo que ver con nuestros procesos cognitivos (aquellas facultades mentales que nos permiten conocer y codificar la realidad), pero los efectos de un TCE no se limitan a este ámbito, sino que pueden afectar también nuestras emociones y nuestra conducta, llegándose a reportar problemas como apatía, impulsividad, irritabilidad o la aparición de una tolerancia a las frustraciones menor que la que se tenía antes del trauma.

También te puede interesar leer: Demencias: algunas enfermedades que pueden desencadenarlas.

Referencias bibliográficas.

Ariza, M., Pueyo, R., & Serra, J. (2004). Secuelas neuropsicológicas de los traumatismos craneoencefálicos. Anales de psicología., 20(2), 303-316

Brocalero, Á., & Pérez, Y. (2011). Proceso de Rehabilitación Cognitiva en un Caso de Traumatismo Craneoencefálico. Clínica Contemporánea, 2(2), 177-185

Ríos-Romenets, S., Castaño-Monsalve, B., & Bernabeu-Guitart, M. (2007). Farmacoterapia de las secuelas cognitivas secundarias a traumatismo craneoencefálico. Rev Neurol, 45(9), 563-570.

Búsqueda por etiquetas: