Mareo en el adulto mayor, las 4 causas principales


El mareo hace referencia a esa sensación como de estar “flotando”. Es un síntoma que acompaña a otras alteraciones. Descubrir la causa es clave para implementar un tratamiento adecuado.

mareo en el adulto mayor

Para muchas personas resulta difícil diferenciar qué es vértigo y qué es mareo, incluso, llegan a pensar que significa lo mismo.

Si bien es cierto que en ocasiones resulta difícil de separar y para el paciente, a la hora de referirlo puede ser complejo, es importante lograr distinguir qué es de forma práctica cada uno de ellos y cuáles son las principales causas de mareo en los mayores.

El mareo es un término inespecífico, que se utiliza indistintamente cuando nos referimos a esa sensación de inestabilidad, desequilibrio, desvanecimiento, refiriendo la persona que lo padece una sensación de “flotar.

Mientras que el vértigo es una falsa ilusión, percepción de movimiento, donde el que lo padece refiere que él o los elementos externos (el entorno) presentan desplazamiento sin que realmente se produzca algún tipo de movimiento.

En ambos puede existir náuseas, vómitos y dificultad para caminar.

Las causas de mareo en el adulto mayor pueden ser múltiples

Estas se pueden agrupar en cuatro grandes categorías:

  1. Vértigo
  2. Presíncope-Síncope
  3. Desequilibrio
  4. Mareo inespecífico

A continuación, hablaremos de algunos de los subtipos de cada una de estas.

También te puede interesar leer: Envejecimiento del cerebro: cosas que la ciencia conoce y podrían serte útiles

Vértigo no es mareo, aunque pueden ir juntos

El vértigo puede ser de origen central o periférico. En el vértigo central existen síntomas y signos de alteración neurológica y es menos frecuente que el vértigo periférico, el que generalmente se sospecha en aquellos pacientes a los que se le asocia afectación audiológica.

En dependencia de esto, el vértigo tendrá diferentes características clínicas que nos permitirán orientarnos mejor a la hora de buscar sus posibles causas.

mareo en el adulto mayor

Algunas de las características que ayudan a diferenciar el tipo de vértigo:

El vértigo periférico es generalmente intenso, de inicio brusco, acompañado de marcados síntomas vegetativos (náuseas, vómito, sudoración, etc.); suele presentar síntomas auditivos como disminución de la audición, zumbido o ruido en los oídos; evoluciona por crisis, y carece de síntomas neurológicos asociados.

Mientras que el vértigo central suele ser leve, con un comienzo más lento (insidioso), los síntomas vegetativos son moderados; evolución crónica; raramente hay síntomas auditivos, pero casi siempre hay síntomas neurológicos asociados (trastornos motores, sensitivos, de pares craneales, etc.).

Presíncope-síncope como causa de mareo en el adulto mayor

Primeramente, es importante conocer que en el presíncope existe la sensación de disminución del estado de conciencia, mientras que el síncope ocurre la pérdida brusca de estado de conciencia y el tono muscular, generalmente de breve duración y espontánea recuperación.

En el anciano, la hipotensión ortostática suele ocurrir más frecuentemente que lo que se cree, secundario a la degeneración del sistema nervioso autónomo.

Ante los cambios de posición, generalmente cuando alguien que estaba acostado se sienta o se pone de pie, existe una variación de la presión, lo que genera una disminución de la oxigenación al sistema nervioso central, lo cual es causa de mareo y vértigo en el adulto mayor.

Las afecciones cardiovasculares como las arritmias, las cardiopatías isquémicas, la estenosis aórtica y las crisis vasovagales son algunas afecciones que en este grupo se pueden acompañar de mareo.

También te puede interesar leer: Ansiedad en adultos mayores: efectos y factores de riesgo que deberías conocer

Desequilibrio como origen del mareo en los ancianos

A medida que la personas envejecen, también lo hace el sistema sensorial, del cual los órganos de la visión y el oído (equilibrio) forman parte.

Estos dos, junto con el sistema propioceptivo, que se encarga de enviar al cerebro la información con respecto a la posición y el movimiento de las diferentes partes del cuerpo en relación con la base de sustentación, ayudan a lograr el buen control postural.

Los mayores pueden manifestar de forma secundaria al deterioro del sistema sensorial, el mareo multisensorial.

Este es de aparición lenta y existe inestabilidad de la marcha, por lo que el paciente necesita apoyo para caminar (sujetarse de las paredes, objetos).

Pueden referir mareo, síntomas vegetativos, trastornos visuales, auditivos, incluso pérdida de la conciencia. El enfermo generalmente mejora al sentarse o acostarse.

Ahora bien, el desequilibrio también puede aparecer secundario al empleo de algunos fármacos, principalmente aquellos con efecto sedante. Se ha visto también en las personas que padecen enfermedades de origen neurológico como Parkinson, neuropatía periférica, ataxia cerebelosa, etc.

Los trastornos osteomiarticulares (espondilitis cervical, etc.) que se han considerados como causa de desequilibrio, actualmente no son aceptados por algunos especialistas como factores causales.

Mareo inespecífico

 Trastornos psiquiátricos

En este caso, los ancianos que lo padecen sufren de problemas emocionales; se ha visto en aquellos con ansiedad generalizada, depresión mayor, desorden de somatización, trastornos de conversión y de la personalidad. También se puede observar en pacientes con dependencia al alcohol.

Resulta importante señalar que el diagnostico de esta causa de mareo se debe realizar luego de haber descartado todas las anteriores, es decir, debe ser un diagnóstico por exclusión.



Nunca se debe olvidar que en un mismo paciente pueden coexistir varias causas de mareo, y que los trastornos psiquiátricos sean, más que una causa, una consecuencia de otra enfermedad más compleja.

Otras causas

Existen otras afecciones que pueden provocar en los ancianos mareo inespecífico. Las hipoglucemias, así como el empleo o retirada brusca de algunos medicamentos (diuréticos, hipoglucemiantes orales, antihipertensivos, antidepresivos, etc.).

Siempre recomendamos la valoración por un especialista antes de realizar cambios en la medicación.

También te puede interesar leer: Deterioro del gusto y el olfato durante la vejez: causas, consecuencias y estrategias de afrontamiento

Fuentes y referencias:

  1. Tucci DL. Mareo y vértigo. Manual Msd. Versión para público general . https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/s%C3%ADntomas-de-las-enfermedades-del-o%C3%ADdo/mareo-y-v%C3%A9rtigo
  2. Prado F, Cruz M, Guerrero MT, Muñoz A, Hernández MV, Riva B. Tratado de Geriatría para residente, Capítulo 46. https://www.google.com.cu/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&ved=0ahUKEwicuMWbhvzYAhVlQt8KHfZkA58QFgglMAA&url=https%3A%2F%2Fwww.segg.es%2Fdownload.asp%3Ffile%3D%2Ftratadogeriatria%2FPDF%2FS35-05%252046_III.pdf&usg=AOvVaw3AOe5EC_fZZTLwzEQBt1iE
  3. Melián C. Trastornos del equilibrio en el adulto mayor. REVISTA FASO AÑO 23 – Suplemento vestibular 2° Parte – 2016. https://www.google.com.cu/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=10&ved=0ahUKEwigsfmUwP3YAhWiTN8KHSPbAtsQFghmMAk&url=http%3A%2F%2Fwww.faso.org.ar%2Frevistas%2F2016%2Fsuplemento_vestibular%2F8.pdf&usg=AOvVaw2luPCRbQLjP0l-RptXxj6X
  4. Riu S,Martínez MA. Mareo en el mayor. 2017;24(3):151-6. https://www.researchgate.net/publication/315173368_Mareo_en_el_mayor
Búsqueda por etiquetas: