Alzhéimer y demencia en 2018: logros, polémicas y mucho por hacer

Alzhéimer y demencia en 2018: logros, polémicas y mucho por hacer

Las escasas investigaciones sobre nuevas terapias se antojan más sólidas que en otros años, mientras, se comienza a vislumbrar cierto interés de pequeñas biotecnológicas por enfermedades neurodegenerativas diferentes del alzhéimer que también causan demencia.

alzheimer 2018

Año más marcado por polémicas y excesos mediáticos, al menos en lo que al alzhéimer se refiere, que por avances significativos.

Quizás con una excepción: los resultados del ensayo clínico de Grifols con su terapia para el alzhéimer basada en el recambio plasmático.

Para las demencias de origen diferente del alzhéimer se percibe cierto despertar de empresas biotecnológicas pequeñas, que ven en ese campo un objetivo más alcanzable que el hasta ahora imbatible alzhéimer.

Y precisamente por el alzhéimer comenzamos este repaso por lo más significativo de 2018.

Alzhéimer en 2018: polémicas, nuevas definiciones y una terapia esperanzadora

herpes y alzheimer

El origen del alzhéimer dio mucho que hablar (o publicar) en 2018

Que si los virus herpes podrían tener relación con el origen del alzhéimer, que si esta enfermedad podría ser transmisible bajo circunstancias muy especiales: polémicas generadas en los medios sobre investigaciones en el campo del alzhéimer.

Tan pronto como en febrero de 2018 una investigación halló acumulaciones de una proteína vinculada al alzhéimer en el cerebro de personas fallecidas en su tercera o quinta década de vida, una edad en la que todavía no se espera encontrar estos agregados en el cerebro.

En común estas 4 personas tenían que durante su infancia habían pasado por una cirugía cerebral.

Poco más se necesitó para que se sugiriera la posibilidad de transmisión de proteínas patológicas mediante procedimientos neuroquirúrgicos.

También te puede interesar leer: La proteína vinculada al alzhéimer podría trasmitirse a través de instrumentos quirúrgicos

Y aunque muchas voces con autoridad no cesan de recordar que los procedimientos para esterilizar los instrumentos quirúrgicos han cambiado mucho desde que esas personas se sometieron a neurocirugía, la duda está sembrada y periódicamente se publica una investigación que aviva el fuego del debate.

Por ejemplo, la última se publicó en Nature en diciembre de 2018 y nuevamente se habló de la posibilidad de que exista un «alzhéimer transmisible».

También te puede interesar leer: «Alzhéimer transmisible»: la explicación sobre por qué esto no debe ser una preocupación para ti

Y es que sobre el origen del alzhéimer este fue un año prolífero en investigaciones que generaron polémica. Un estudio de finales de octubre sugería que esta enfermedad neurológica podría ser desencadenada por el virus herpes simple tipo I (HSV-1), una hipótesis que lleva más de una década en investigación sin que logre convencer al grueso de la comunidad científica.

También te puede interesar leer: Por qué se vincula el herpes labial con la enfermedad de Alzheimer: los argumentos

Una nueva propuesta de definición del alzhéimer y otros artículos científicos de importancia para la atención de las personas con alzhéimer

definición del alzhéimer

En abril de 2018 se dio a conocer una nueva propuesta de definición de la enfermedad de Alzheimer que hace énfasis en los cambios biológicos, más que en los síntomas, lo que estimula la realización de diagnósticos y terapias de forma temprana.

También te puede interesar leer: La nueva definición del alzhéimer hace énfasis en los cambios biológicos

Un artículo sobre el manejo de los síntomas conductuales y psicológicos de las personas con enfermedad de Alzheimer, publicado en la revista International Psychogeriatrics, puede ser de utilidad a los profesionales que atienen a pacientes con la enfermedad.

La propuesta, a la que se llegó por consenso de expertos, plantea que la primera estrategia terapéutica debe ser identificar y manejar las causas que hay de base en síntomas como la agitación o la agresividad.

Terapias para el alzhéimer en 2018: escasas, pero prometedoras

Un año escaso en el surgimiento de nuevos fármacos en investigación para el alzhéimer y también en noticias sobre los ensayos clínicos en marcha.

La gran novedad en este sentido sin dudas la proporcionó la farmacéutica Grifols que anunció que una terapia para el alzhéimer, basada en recambio plasmático, ralentizaba significativamente el avance de la enfermedad en pacientes en fase moderada.

Después de la euforia inicial se hizo notar que en realidad lo que se conoce es lo que ha hecho público la compañía a través de comunicados de prensa y que no se han visto los detalles del ensayo clínico, pero después de tanto tiempo sin buenas noticias en el campo del alzhéimer, esta no era una novedad que iba a pasar desapercibida.

También te puede interesar leer: Al fin una buena noticia: un tratamiento parece ralentizar el avance del alzhéimer

En el área de los desarrollos farmacológicos sorprendió un fármaco que está siendo desarrollado por la japonesa Eisai en colaboración con Biogen.

Evaluado en 856 pacientes en fase inicial de alzhéimer, el fármaco parece ayudar a limpiar el cerebro de los enfermos de las proteínas tóxicas que se acumulan y ralentiza el avance de la enfermedad.

Según la información que se conoce, lo resultados alcanzados son modestos, por lo que queda todavía mucha investigación por hacer antes de concluir si estamos ante un candidato sólido a tratamiento del alzhéimer.

También te puede interesar leer: Biogen sorprende con los resultados de un fármaco para el alzhéimer por el que nadie apostaba

Demencias de otro origen en 2018

síndrome de abstinencia a los agonistas de la dopamina

Aunque el alzhéimer es la principal causa demencia en el mundo y se lleva el grueso de la atención científica y mediática, la realidad es que existen miles de personas viviendo con demencia que no están relacionadas con el alzhéimer.

Empresas biotecnológicas medianas y pequeñas están viendo en esas otras causas una oportunidad para innovar.

Tal es el caso de la biotecnológica Alector con su fármaco candidato a tratamiento de la demencia frontotemporal, AL001, que ya está en fase I de ensayo clínico.

También te puede interesar leer: AL001, el fármaco experimental para la demencia frontotemporal que recibió la designación de medicamento huérfano de la FDA

También para la demencia frontotemporal, específicamente para la llamada variante conductual, se sigue evaluando el fármaco, LMTX®, que busca impedir la agregación de proteínas tóxicas en el cerebro de los pacientes.

También te puede interesar leer: Fármaco experimental para la demencia frontotemporal recibe la designación de medicamento huérfano de la FDA

En relación a la demencia con cuerpos de Lewy (DCL) es interesante estar atentos a los nuevos ensayos clínicos que incluyen a pacientes con párkinson y que tienen por diana la alfa-sinucleína, el principal componente de los cuerpos de Lewy que se encuentra en el cerebro de las personas con párkinson y con DCL.

Al menos hipotéticamente, un fármaco que sea efectivo contra la alfa-sinucleína en pacientes con párkinson también podría serlo en pacientes con DCL.

Si deseas conocer qué fármacos en investigación en 2018 tienen por diana la alfa-sinucleína, puedes leer el resumen que hicimos sobre las terapias experimentales para el párkinson y otros trastornos del movimiento en el año que termina en el siguiente artículo:

Párkinson y otros trastornos del movimiento en 2018: los nuevos abordajes terapéuticos que pueden marcar el futuro

Este 2018 se despide dejándonos polémicas, esperanzas terapéuticas menos numerosas que otros años, pero que se antojan más sólidas y la certeza innegable de que este campo necesita más, mucha más innovación.